+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La jornada de Tercera División

El Badajoz CF aprieta

 

Los jugadores del Badajoz CF celebran un gol. - Foto: OTO

AREA 11
23/09/2013

OLIVENZA - 0: Ciga, Chinda, Peka, Aton, Jony (Ivi, min. 29), Portu, Domi (Germán, min. 58), Chicote, Monchu, Capa, Fau (Fran, min. 58).

BADAJOZ CF - 2: Alex, Chamorro, Nieto, Nauzet (Ruby, min. 22), David (Souto, min. 69), Loren Roman, Carlos Arias, Javi Chino, Dani Alonso, Calo (Sabino, min. 58), Chechu.

GOLES: 0-1: min. 59, Calo. 0-2: min. 87, Sabino.

ARBITRO: Morillo Cotano, de la Delegación de Almendralejo. Tarjetas amarillas a Capa, Atón, Portu y Peka por el Olivenza; y a Chechu por el Badajoz CF.

 

El Badajoz CF mantiene su buen ritmo con una victoria en la Ciudad Deportiva de Olivenza (0-2) frente a un equipo al que le faltó demasiado acierto de cara al gol. El choque constó de dos partes muy diferenciadas, una de ellas para cada contendiente. Si en los primeros 45 minutos fueron los de casa quienes apretaron más, la segunda estuvo dominada por completo por los visitantes, que aprovecharon mejor su dominio para llevarse los puntos y mantenerse cerca del Villanovense, líder indiscutible del Grupo XIV de Tercera División.

El Olivenza salió dispuesto a hacerse con la victoria y en los primeros compases consiguió crear algunas ocasiones de peligro, pero la defensa visitante, muy bien alineada en todo momento, pudo evitarlos todos. Aunque Alex intervino en un par de ocasiones, pese a la garra con la que lo intentaban, sus rivales no lo permitían.

 

CAMBIO RADICAL Tras el paso por los vestuarios, cambiaron por completo las tornas. El Badajoz CF salió a por todas y comenzó a notarse el agotamiento de los de casa. Tan bien lo hicieron los jugadores del Badajoz, que en el 59 lograban, por fin, estrenar el marcador. Lo hacían gracias a un tanto de Calo, que se quedaba solo ante el cancerbero y lo batía sin demasiado problemas.

Había costado, pero una vez abierta la lata, todo parecía un poco más sencillo para el conjunto visitante. Contento con este resultado, el equipo se dedicó a conservarlo, evitando nuevas llegadas locales a su área. Aún así, en el 87, un golpe de suerte hizo que cosecharan su segundo y definitivo tanto. El responsable de ello fue Sabino, que supo esquivar a la defensa y volver a quedarse solo ante el portero, que fue incapaz de detener el balón. El Olivenza no gozaba de tiempo para la remontada, por lo que se quedó sin ningún punto, sumando además su primera derrota.