+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

segunda división B 3 el encuentro del nuevo vivero

Badajoz y Mérida dirimen un derbi de rachas contrapuestas

Se prevé un gran ambiente en el estadio pacense y se espera que haya mucha emoción

 

Impresionante estado de la grada del Nuevo Vivero en el derbi de 2015. - SANTI GARCÍA

J. L. VELA / J. GAGO deportes@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ / MÉRIDA
27/10/2019

Partidazo en el Nuevo Vivero que se viste de gala para acoger su primer derbi extremeño tras la remodelación. El CD Badajoz y el Mérida se enfrentarán este domingo a partir de las 17.30 horas, en situaciones muy diferentes, pero en 90 minutos y en un derbi puede pasar de todo. Los jugadores de Mehdi Nafti son terceros y los de Diego Merino, penúltimos. Desde la una de la tarde habrá un gran ambiente en los alrededores del Nuevo Vivero y ayer numerosos aficionados blanquinegros alentaron a sus jugadores tras el último entrenamiento de la semana.

El Badajoz recupera a Toni Abad tras un partido de sanción y también a Jairo Morillas que ha superado un esguince de rodilla. Es duda Pablo Vázquez con una infección en un pie. Nafti convocó ayer a los 23 jugadores de la plantilla para el encuentro y hoy hará los descartes.

Del rival, Mehdi Nafti señala que «es un equipo que está sufriendo, está abajo en la clasificación, ha cambiado de entrenador hace dos semanas y todavía no se ha encontrado. Pero viene un derbi y durante este tipo de partidos la euforia, las ganas, la intensidad están al máximo y estoy convencido de que nos encontraremos a un Mérida distinto a lo que hemos visto hasta ahora, solamente por el hecho de jugar ese derbi».

Nafti considera que un derbi tiene sus matices. «Está claro que el Mérida tiene sus necesidades pero nosotros también tenemos las nuestras. Considero a nuestro partido un tres por uno. Primero, la necesidad de los tres puntos. Dos, dar un baño de alegría y felicidad a nuestra gente. Y tres, reencontrarnos nosotros y recuperar un poquito de confianza. Con esto explico la importancia de nuestro partido sin hablar de las necesidades del rival».

Del club emeritense, Nafti destaca que «no me voy a permitir hablar de un Mérida que no conozco. Hay que estar dentro del club para saberlo. Mi Mérida era otro equipo con otros jugadores aunque todavía tienen a dos futbolistas en el campo que son amigos míos y no puedo comentar de un equipo que no conozco cómo funciona. Sería una falta de respeto al rival».

«Un partido especial? «Bastante tengo con lo mío», aclara el técnico para añadir que «Mérida es una ciudad a la que tengo cariño, no me voy a esconder aunque duela a algunos. No soy de pasar mantequilla o vaselina pero lo que me importa es mi club, mi equipo y mi gente, eso está clarísimo. No sólo hablamos del CD Badajoz sino de una afición, una ciudad y te sientes muy responsable. Cuando voy a comprar el pan la cantidad de gente que me da una palmadita en la espalda. Eres responsable de la felicidad o no de la gente, es una responsabilidad muy bonita».

Por último, Nafti subraya que «no puedes sentir presión por un partido así. ¿Cuántos jugadores quieren jugar un partido así? ¿Cuántas ciudades quieren vivir un día así? ¿Cuántas? El domingo seremos la envidia de toda España, por lo menos de toda la Segunda B, son partidos para disfrutarlos».

CON URGENCIAS / Por su parte, el Mérida tiene más que ganar que perder en este encuentro. Llega tras un empate ante el Yeclano y ocupa la penúltima posición en la tabla clasificatoria. Un duelo ante el Badajoz que, según aseguró Merino, supone una «oportunidad para revertir la situación» para los romanos.

Por ello, Merino ha convocado a toda su plantilla para un partido especial para ambos equipos. No obstante, Antonio Pino y Miguel Montes no disputarán ni un solo minuto, pues a ambos les falta ritmo de competición tras salir de sus lesiones. El jugador más importante para el Mérida: su afición, que se desplazará en masa al Nuevo Vivero.

Cinco autobuses ha completado el conjunto pecholata para este desplazamiento, más los aficionados que viajarán también a la ciudad pacense en sus propios vehículos.

Por todo ello, más de 40 efectivos policiales velarán por la seguridad en un partido de alta tensión donde debe ganar el fútbol.

En cualquier caso, se espera que no haya problemas entre las aficiones de los dos conjuntos y el clima de deportividad sea lo que impere en lo que se prevé un encuentro emocionante. Badajoz y Mérida, Mérida y Badajoz, el clásico derbi de la provincia pacense, del que se espera mucho esta tarde en el Nuevo Vivero.