+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

lucha contra la adversidad

Baloncesto contra la diabetes

 

07/08/2019

Prácticamente todo lo que se puede leer sobre Jordy Kuiper en internet le señala como un impenitente luchador. Empezó a jugar al baloncesto con ocho años en Groningen y no lo ha dejado desde entonces, pese a que su carrera pareció estar en peligro cuando se le diagnosticó diabetes tipo 1.

«Se necesita mucha autodisciplina para mantener un nivel de azúcar en la sangre bueno, pero gracias a mi deporte, es mucho más fácil. Al hacer ejercicio me siento mejor y tiene un efecto positivo en mi nivel de azúcar. Para durante y después del entrenamiento y las competiciones es importante que tome tiempo para medir, tomar azúcar y posiblemente inyectarme insulina. Si hago eso bien, mi diabetes no me impedirá en absoluto hacer lo que más me gusta: el baloncesto», comentaba en una entrevista hace un año en la web sportamerika.nl.

La de Cáceres no será su primera experiencia en España. Con 17 años le reclutó la Canarias Basketball Academy, un club radicado en Las Palmas especializado en el trabajo con jóvenes. Estuvo allí un año, pero lo recuerda como «quizás el más importante» de su vida por la intensidad de los entrenamientos. Allí llamó la atención de los técnicos de North Carolina-Greensboro, que le ofrecieron una beca. Se convirtió en alguien popular en el campus y ahora quiere serlo en Multiusos.