+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Buena versión del Mérida

El equipo que entrena Santi Amaro se impone a domicilio al Unionistas

 

Santi Villa convierte de penalti el 0-1, ayer en Salamanca. - MORGAN / LA GACETA DE SALAMANCA

E. P. E.
19/08/2019

unionistas 1

mérida 2

3Goles: 0-1, min.20: Santi Villa (penalti). 1-1, min.54: De la Nava. 1-2, min.66: Cristo (de penalti).

3Árbitro: Pérez Fernández. Tarjeta oja directa a Javi Chino (min. 53) y amarillas al local Ayoze y a los visitantes Poley y Mena.

3Estadio: Las Pistas.

3Espectadores: 800.

3Unionistas: Brais, Gallego, Zubiri, Ayoze, Ribelles, Piojo, Javi Navas, Carlos de la Nava, Garrido, Portilla y Álvaro Romero. También jugaron: Santos, Pedro López, Góngora, Marrhieu, Diego González, Jordan.

3Mérida AD: Javi Sánchez, Tellado, Álex Jiménez, Melchor, Curro, Espinar, Mena, Javi Chino, Poley, Héctor y Santi Villa. También Cristo, Dani Espinar, Mario Gómez, Salvi, Del Castillo, Emilio Cubo, Heo y Antonio Pino.

Otro test en positivo para el Mérida de Santi Amaro, que venció por 1-2 al Unionistas de Salamanca, del grupo I de Segunda B, con tantos de penalti de Santi Villa y Cristo.

Una intervención feliz de Javi Sánchez fue el preludio del 0-1. Una falta de aquella manera cometida por Zubiri acabó siendo penalti, tras la mano de Ayoze en la barrera en el lanzamiento de Poley. «Brais, Brais», le gritó entonces Las Pistas al meta gallego. Le adivinó la intención a Santi Villa, pero no logró repeler el gol. El tanto cayó como una losa sobre el ritmo del partido, que pasó a ser espeso, forjado por un Mérida muy bien posicionado.

Otra tremenda parada de Javi Sánchez, sacada a quemarropa y a puro reflejo, a una falta lanzada por Portilla fue la última acción ofensiva del Unionistas en el primer tiempo. Quedaban 20 minutos por delante... El Mérida tampoco se prodigó demasiado con el encuentro descrito sobre su idea. Un cabezazo tibio de Espinar sobre la bocina fue la única ocasión creada por el conjunto emeritense en la primera mitad.

El paso por vestuarios lo aprovechó Aguirre para renovar la defensa: Ayoze y Zubiri, fuera; dentro Santos y Pedro López, dentro. Más Góngora en el lateral zurdo... La distancia entre la versión titular y la de repuesto se hace grande en los charros, pero no tanto en el Mérida.

El penalti de alevín que Santos le hace a Espinar como ejemplo sobre el terreno de juego. Corría el minuto 66 cuando Cristo hacia el segundo tanto emeritense mientras le cantaban ‘Cristo ten piedad’. No la tuvo. Tampoco De la Nava cuando doce minutos antes fusiló a Javi Sánchez desde los once metros. Desde entonces el Mérida jugó con diez por la expulsión de Chino... Dio igual, el VI Memorial se marchó camino de Extremadura para un cuadro, el de Santi Amaro, que piensa ya en el derbi de apertura del domingo ante el Don Benito.