+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Cacereño hace los deberes

 

Carlos Valverde, celebrando el 3-0. El extremo volvió a ser clave en el triunfo del Cacereño. - Foto:JOSE MANUEL RUBIO

José María Ortiz José María Ortiz
08/05/2016

CACEREÑO: Montiel, Palero, Mansilla, Gonzalo, Toni, Leo Ramírez, Pablo Gállego (min. 70. Zubi), David Cuerva, Aarón, Antonio Amaro (min. 75, Josete) y CArlos Valverde (min. 81, Kofi).

PEÑA SPORT: Tanis (84, Iván Pérez), Samuel, Odei, Beñat, Iván, Cardo, Toni, Fernando Rubio, Rodríguez, Imanol y Majón (Giles, 58).

GOLES: 1-0-Min. 12: Pablo Gállego. 2-0-Min. 14: Carlos Valverde. 3-0-M. 78: Carlos Valverde.

ARBITRO: Peña Varela (Andaluz). Amarillas al local Mansilla y al visitante Fernando Rubio.

INCIDENCIAS: Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Quico Rodríguez, histórico del fútbol y el fútbol sala local.

Tuvo el temple y el acierto necesarios el Cacereño para someter al Peña Sport (3-0). Cumpliendo con su obligación, ganó al colista, esperó la bonanza de los resultados y terminó dependiendo de sí mismo para jugarse el descenso en la promoción.

Futbolísticamente, fue un encuentro monocorde, que al minuto 14 ya estaba resuelto. El entrenador visitante, David Ruiz, dio en la clave. Se notó la diferencia entre el que le iba la vida en ello y el que, ya desahuciado, iba a cumplir el expediente.

Lo que ayer sucedió pudo haber ocurrido en varios partidos de la temporada, con un buen despliegue técnico y físico del CPC desde el inicio. La gran diferencia radicó en el acierto de cara al gol. Carlos Valverde, de nuevo letal con sus arrancadas y verticalidad, fulminó a su defensor en su carrera y puso el balón definitivo a Pablo Gállego, que hizo el 1-0 (min. 12).

El choque se finiquitó apenas un par de minutos después, cuando el propio Valverde aprovechó una notable acción individual de Toni para poner el 2-0. Desde entonces, el encuentro careció de tensión.

Donde realmente se rozaba la taquicardia era en la grada, pendiente de los resultados de Astorga, Sporting B y Arandina. En este primer acto, llegaron los goles de los rivales en otros campos, y la depresión se pudo instalar entre los aficionados.

De hecho, el Cacereño estaba casi descendido al descanso. Perdían Compostela, Burgos y Arandina, pero todo cambiaría después. A todo ello, el Peña Sport, técnicamente de perfil bajo, lo intentó por medio de Jorge Rodríguez, que lanzó al larguero de Montiel en la única acción realmente amenazadora de los navarros, timoratos y vencidos ellos por las circunstancias.

El Cacereño, muy tranquilo siempre, las vio venir durante tres cuartas partes del duelo. Sin riesgo para sus intereses en el desdichado césped del Príncipe Felipe, tocaba estar pendiente de los murmullos de la grada.

Y cuando empezó a darse la vuelta a la tortilla con las remontadas de Burgos y Compostela, todo cambió. Lo de soñar con la permanencia directa se diluyó con los goles de la Arandina. En cualquier caso, un rayo enorme de esperanza atravesó el estadio, deseoso de buenas nuevas.

El juego decreció por momentos, pero no importaba. Puso la rúbrica, cómo no, Carlos Valverde, que como una moto encaró al portero visitante para hacer el 3-0 (min. 78). Más argumentos para que la esencia futbolística de la contienda tuviera cada vez menos bagaje.

Salió antes Zubi para demostrar que es un talentoso futbolista capaz de reconducir su carrera y entraron Josete y después Kofi para preservar a Amaro y Valverde en la recta final. Y es que queda para el próximo domingo el desafío de Estella ante el Izarra. Solamente quedó la duda del estado físico de Toni, que terminó renqueante.

 
 
1 Comentario
01

Por patrullero 10:18 - 08.05.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

SIEMPRE CACEREÑO. SIEMPRE CAMPEON. Nos vamos a Estella. Nunca estaras sólo.