+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL. TERCERA DIVISIÓN

El Cacereño sucumbe en Arroyo

Un gol de Angelito al inicio de la segunda mitad refuerza a los de Ávila y deja a los de Cobos sin margen de error

 

Miguel López se estira a por un balón. - JAVAGO

Equipo del Cacereño que salió al campo. - JAVAGO

PABLO TALAVERA
22/11/2020


1-Arroyo: Miguel López, Asier, David Gallego, Dani Ollero, Ricardo Durán, Moisés Valencia, Jaime Vecino (Koke, min. 19), Turra (Isaac, min. 67), Angelito (Javi López, min. 79), Javi Bella y Agustín Meloño (Edu González, min. 79).
0-Cacereño: Bernabé, Espinosa (Javito, min. 66), Carlos Daniel (Rubén Sánchez, min. 84), Marvin, David Gallardo (Capelo, min. 66), Rubén Carrasco, Bermu, Pablo Platero (Teto, min. 60), Carlos Andújar, Jorge Barba y Fassani.
Gol: 1-0 min. 52, Angelito.
Árbitro: Antonio Cordón Valladares. Amonestó con tarjetas amarillas al local Asier y al visitante Bermu, y expulsó por roja directa al segundo entrenador visitante, Álex García.
Incidencias: Encuentro de la sexta jornada del subgrupo 2 del Grupo XIV de Tercera División disputado en el Municipal de Arroyo de la Luz ante la presencia aproximada de 300 espectadores.

Se repitió la historia de las últimas visitas del Cacereño al Arroyo. Derrota por la mínima (1-0) con gol en jugada de estrategia. El intento desesperado del Cacereño por sacar algo positivo del Municipal fracasó ante el buen trabajo colectivo de los de Miguel Ángel Ávila, que supieron mantener la ventaja obtenida con el tanto de Angelito al inicio del segundo tiempo. A cara de perro se planteaba el partido en el Municipal. Los locales por venir de tres derrotas seguidas y el Cacereño por buscar ese ritmo ganador que se le presumía tras su última victoria y que no termina de llegar.

Comenzó el partido con dominio territorial del Cacereño que llevaba cierta inquietud a la zaga arroyana en las jugadas a balón parado bien botadas por Platero, pero que no encontraban rematador en posiciones claras. Tardó poco el Arroyo en sacudirse el dominio con tres llegadas al área protagonizadas por Angelito que ponían a los locales en una posición más cómoda en el partido.

Se alternaron en el primer acto las fases de dominio del Cacereño con otras más cortas en las que el Arroyo se lo sacudía. Carlos Ándújar, esta vez en banda derecha, era el más incisivo de los verdes. Pero ninguno de los dos equipos hizo méritos suficientes para abrir el marcador.

SEGUNDA MITAD / Comenzó la segunda parte como la primera. Dominio visitante que se materializaba en una ocasión, esta sí más clara, de Carlos Andújar que en internada en el área obligaba a Miguel López a sacar una mano providencial junto al poste.

De inmediato llegó el único gol del encuentro, como no podía ser de otra manera, en jugada de estrategia. Un saque de banda de Dani al corazón del área, lo peinaba Agustín Meloño y lo recogía Angelito en área pequeña para batir a Bernabé. Quedó grogui el Cacereño tras el gol y estuvo a punto de incrementar la renta el Arroyo en remate desde la frontal de Javi Bella lamiendo el larguero.

Intentaban reponerse los visitantes, pero el tiempo pasaba y no acababan de llegar ocasiones de claro peligro. Lo intentó Julio Cobos con todas las armas ofensivas que tenía. Los cambios quitaban paulatinamente defensores para introducir atacantes. Acabó jugando el Cacereño con Marwin como único defensor nato, que también se incorporó al remate en los minutos finales.

Pero antes Capelo dispuso de la ocasión más clara, al recibir un pase filtrado de Rubén Carrasco pero que salvó un inspirado Miguel López. El Arroyo trataba de pescar alguna contra, pero no acabó de estar acertado en las transiciones. Fassani, magníficamente defendido durante todo el partido por los centrales arroyanos, tuvo un remate de cabeza en el área local que salió fuera por poco.

Como no podía ser de otra manera, el Cacereño acabó el partido volcado en área contraria pero sólo a balón parado puso en ciertos apuros al Arroyo que defendió la victoria con uñas y dientes.
Por esas cosas del fútbol, en el peor momento y ante el peor rival, consiguió la victoria el Arroyo que le coloca en una posición más acorde a las pretensiones iniciales, mientras que el Cacereño queda muy tocado en lo moral y con el margen de error virtualmente agotado para sus aspiraciones.