+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

leb oro 3 MOVIMIENTOS EN EL EQUIPO EXTREMEÑO

El Cáceres encuentra acomodo para Utolin en el Zamora de Plata

Niko Rakocevic tiene que someterse a una prueba para conocer el alcance de su lesión

 

Dmitry Utolin, con el balón, durante el partido ante el Betis, el último en el que jugó. - FRANCIS VILLEGAS

J. J. T. deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
04/12/2018

El Cáceres Patrimonio cierra el capítulo de Dmitry Utolin. El ruso, que jugó sus últimos minutos a mediados de noviembre en el partido contra el Betis, ya es parte del pasado del conjunto verdinegro, que le ha encontrado acomodo en el Aquimisa Laboratorios-Quesos Zamorano, líder del Grupo Oeste de la LEB Plata.

La salida del alero ruso, que se empezó a fraguar hace ya varias semanas, se debe a «motivos estrictamente deportivos», explica el club en un comunicado. En los siete partidos en los que ha participado ha acumulado casi 87 minutos (una media de 12 por encuentro) en los que solo ha aportado 13 puntos (1,9) con un 26% tiros de campo.

La llegada de TJ Sapp le cerró la puerta a Utolin, que desde entonces no ha vuelto a jugar (Palma, Prat y Bilbao han sido los partidos disputados). A Bilbao, el pasado domingo, ni siquiera viajó a pesar de que el Cáceres tenía la importante baja de Niko Rakocevic.

PENDIENTES DE ‘RAKO’ / Mientras, el Cáceres trata de olvidar cuanto antes la abultada derrota en Bilbao (82-53) y centrarse en el próximo compromiso, el del viernes ante el Araberri en el Multiusos (21.00 horas). Un duelo clave (los vascos suman dos victorias más que los cacereños) donde el conjunto verdinegro tiene la duda de Niko Rakocevic, su máximo anotador. Un edema óseo en el talón impidió al montenegrino viajar a Bilbao. El jugador tiene que someterse aún a una resonancia para conocer el alcance exacto de la lesión.

Tras jugar tres partidos en ocho días, Bohigas cuenta ahora con varios días para poder preparar con calma el partido ante Araberri. También permitirá a los jugadores descansar y recuperarse de las habituales molestias física. Volver a ser un equipo competitivo será el reto de los verdinegros, que en Bilbao no estuvo «a buen nivel», como reconoció el entrenador. «No hemos competido como veníamos haciéndolo en las últimas semanas», dijo. En casa espera que el ‘factor Multiusos’ vuelve a ser clave para sumar una necesaria victoria.