+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LEB ORO DERROTA EN LA PRORROGA DEL SEGUNDO PARTIDO DE LA ELIMINATORIA ANTE EL MELILLA

Al Cáceres se le escurre el 1-1

 

Lucha bajo los tableros entre melillenses y cacereños. - Foto: MELILLA HOY

AREA 11
25/04/2016

MELILLA BALONCESTO - 73: Asier Zengotitabengoa (8), Pablo Almazán (3), Hernández Sonseca (2), Franch (12), Walton (4) --cinco inicial-- Sanz (2), Edu Gatell (18), Manzano (4), Eloy Almazán (12), Suka-Umu (8).

CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - 71: José Marco (7), Rolandas Jakstas (10), Víctor Serrano (8), Luis Parejo (5), Toledo (11) --cinco inicial-- Thomas (6), Pérez (12), Rigo (5), Frutos (2), Guille Corrales (5).

MARCADOR POR CUARTOS: 13-14, 29-30 (descanso), 41-49, 65-65 (final tiempo reglamentario), 73-71 (prórroga).

ARBITROS: Carpallo y Gómez.

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad acabó cayendo en la prórroga de un encuentro que dominó durante muchos minutos, llegando a entrar en el último cuarto con 8 puntos de renta (41-49) que llegaron a ser 12. Pero el Melilla no bajó los brazos y consiguió empatar el choque para forzar la prórroga en el último suspiro. Y ya en el tiempo añadido, que resultó igualado y de alternancias, su mayor acierto le sirvió para colocar el 2-0 en la eliminatoria.

Al Cáceres le habían fallado las fuerzas en la recta final del primer encuentro, pero hasta entonces su táctica había funcionado, y Ñete Bohígas volvió a apostar por una defensa en zona en el inicio del segundo partido. Esta vez, sin embargo, los de Alejandro Alcoba ya habían aprendido la lección y saltaron a la pista muy enchufados, moviendo bien el balón y afrontando cada ataque con paciencia infinita para llegar al minuto 5 con cinco puntos de ventaja (9-4).

El conjunto visitante tenía más problemas de acierto, aunque dominó el rebote en este inicio de partido, y merced a ello, y al acierto de Carlos Toledo y Víctor Serrano, no solamente consiguió anular la renta local, sino que tras un parcial de 0-7 se colocaba por delante en el luminoso a falta de 2.45 para el final del cuarto (9-11). La intención era pelear hasta el último segundo y no volverse con un 2-0 para casa.

De ahí al final, intensidad, tensión e igualdad, aunque al final iban a ser los extremeños quienes se iban con ventaja mínima al final de ese primer cuarto (13-14).

La dinámica del partido no cambió en el inicio del segundo cuarto, pero el acierto de Melilla conseguía imponerse de nuevo a un Cáceres con pocas opciones de rotación que acusaba las ausencias de sus estrellas y fallaba demasiado bajo el aro contrario. Así, los locales conseguían darle de nuevo la vuelta al partido en sólo dos minutos (20-16), obligando a Bohigas a solicitar tiempo muerto.

El Cáceres recuperó el control defensivo y después de que Melilla alcanzase su máxima renta (24-18), dos canastas consecutivas de los extremeños hacían que ahora fuese Alcoba el que pidiese tiempo muerto (24-22, a 3.35 del descanso). No sirvió de mucho y a la vuelta un triple de Rigo ponía el 24-25 para que, tras otro buen rebote defensivo de los suyos, Serrano colocase el 24-27 (minuto 18).

Sin embargo, el Melilla volvía a encontrarse con sus mejores armas y, como ya sucediese en el primer encuentro, los locales sacaron partido de su acierto en el tiro libre y de los triples de Franch para meterse de nuevo en el partido (29-29), aunque un tiro libre de Jakstas permitía a Cáceres irse por delante al descanso (29-30).

SEGUNDA PARTE El partido se jugaba a rachas, y tras el descanso le tocó a Cáceres protagonizar un nuevo arreón para irse de cinco puntos (31-36, minuto 22). Pero apareció Gatell en las filas locales y, con cinco puntos consecutivos suyos y una canasta de Eloy Almazán Melilla recuperaba el mando (39-38 a 6.38).

Tocaba cambio de bando y Jakstas y Marco le daban la vuelta al luminoso (39-45), aunque esta vez los extremeños supieron aguantar la intensidad defensiva hasta el final para llegar a los diez minutos finales con ocho puntos de ventaja (41-49).

Melilla tenía muchos problemas para anotar, incluso desde el exterior, con un Cáceres que era una auténtica muralla y que, creciendo desde atrás, ampliaba su renta hasta los 12 puntos (41-53) a falta de siete minutos. Era un momento en el que parecía que el choque se iba a decantar para los verdinegros. Los locales llevaban ya más de seis minutos y medio sin ver aro hasta que Asier Zengotitabengoa, como no de tres, ponía fin a la sequía (44-53).

A partir de ahí, Melilla igualó el juego y poco a poco fue recortando distancias hasta colocarse por delante a falta de seis segundos para el final (64-62). Un triple de Parejo devolvía la ventaja a los extremeños, pero un tiro libre de Manzano forzaba la prórroga (65-65). Incluso pudo hacer ganar a su equipo, pero falló el segundo.

El tiempo añadido resultó igualado y de alternancias en el luminoso. El Cáceres, con 73-71, tuvo la oportunidad de ganar o forzar una nueva prórroga en la última posesión, pero el tiro de Alvaro Frutos estuvo muy lejos de entrar.

Al final fue el Melilla el que se llevó el gato al agua, obligando a Cáceres a no fallar en casa. La primera cita será en el Multiusos el viernes a las 21.00 horas.