+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto 3 vigésima jornada de la leb oro (20.45 horas, multiusos ciudad de cáceres)

El Cáceres intenta la hazaña con solo siete profesionales

Warren Ward regresa para recibir bajo mínimos al Iberostar Palma en un choque importante

 

Niko Rakocevic, con el balón, aprovecha un bloqueo de Ola Keshinro. - F. VILLEGAS

JAVIER ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
24/01/2018

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad tiene otra de esas citas con el heroísmo que tan bien se le están dando esta temporada. Recibirá a las 20.45 horas al Iberostar Palma con solamente siete jugadores profesionales disponibles y apenas dos días después de haber completado un agotador viaje de 24 horas en autobús (ida y vuelta) a Barcelona.

La buena noticia para Ñete Bohigas es la recuperación de Warren Ward de su lumbalgia, pero el panorama sigue siendo desolador con las bajas confirmadas de Rolandas Jakstas, Guille Corrales y Luis Parejo. De nuevo toca ‘trampear’: jugar a un ritmo bajo, de mínimo desgaste, cuidándose mucho de las faltas y rotando con precisión para evitar llegar al final sin aliento.

En la pista del Barça B se rozó la hazaña (87-78, después de ir por delante más de la mitad del partido) y ahora tocará apelar a lo mismo. El Multiusos aparece como aliado extra, teniendo en cuenta además lo bien que está jugando el Cáceres en casa. Contabiliza triunfos consecutivos ante Araberri, Melilla, Palencia y Manresa, una racha que le permite estar alejado de la zona de descenso y luchando por estar en los playoffs de ascenso.

El partido apenas se ha podido preparar en un entrenamiento táctico, el de ayer por la mañana. El equipo llegó el lunes por la mañana desde Barcelona y tuvo todo el día para descansar. Su única sesión se realizó con sumo cuidado para no acumular más lesionados. Esta mañana habrá un rato para tirar en el escenario del encuentro.

«Me quiero quedar con las sensaciones de lucha y de pelea que tuvimos en Barcelona y que en el último partido en casa conseguimos ganar a un equipo tan competitivo como Manresa. Intentaremos que ese ambiente de positivismo esté por encima de las circunstancias que acontecen». Lo dijo Bohigas con el rostro visiblemente serio, dejando a un lado lo impermeable que suele ser a los momentos negativos.

«Estoy viviéndolo con tristeza –reconoció--. No me gusta ver a mis jugadores lesionados ni que no puedan jugar, más las palizas que nos estamos metiendo de viajes. Estamos rezando para que no pase nada más».

Lamentó además que ante el Barça B «faltase cabeza» en algunos momentos del partido, porque «cuando nos salimos del guión que teníamos, perdimos». Además, esta circunstancia se produce en una semana con tres partidos en ocho días. Era un tramo de calendario propicio para asentarse en una buena posición, pero todo eso ha quedado ahora en medio de un inmenso interrogante.

RIVAL CON TRES ‘EX’ / Así es que fue una ‘previa’ en la que de lo que menos se habló fue del rival. El propio entrenador asumió que está más pendiente ahora de las sensaciones propias que del Iberostar Palma, «un equipo para estar arriba del todo, entre los cinco primeros y como mínimo jugar playoffs. Ahora han cambiado de entrenador y juegan diferente. Va a ser tremendamente complicado. Ellos tienen necesidad y mucho potencial y a nosotros no nos cogen en un buen momento». En sus filas están tres exverdinegros: el escolta Ben Mockford y los pívots Roger Fornas y Tautvydas Slezas.

Sí, la temporada de los baleares está siendo bastante decepcionante. Actualmente son decimoquintos con seis triunfos y trece derrotas. En la primera vuelta sí consiguieron batir al Cáceres por 69-64 en un choque que se definió en los últimos minutos.

«Esperemos que no nos pase factura tanto partido seguido. Vamos a intentar pelear al máximo. Nuestro equipo está tan unido en la adversidad que daremos la cara. Me preocupa más nuestro estado físico y nuestro cansancio en las piernas. A ver si somos listos y si las rotaciones no se notan en exceso. Debemos tener mucho cuidado con las cargas. Si llegamos con opciones al final, el cansancio pesa menos», explicó Bohigas, que puso énfasis en la lectura del juego.

GRABAUSKAS Y HUESCA / Al menos este escenario ayuda a que jugadores como Robertas Grabauskas (21 puntos en 19 minutos el domingo) se vean casi obligados a dar un paso adelante. «Lo hizo muy bien, asumiendo balones importantes», aseveró su entrenador, que se quejó a continuación del arbitraje que sufrió. «No pitaron algunas situaciones en su contra. Con seis jugadores es más fácil arbitrarnos».

Volverán a completar el banquillo y puede que la rotación los juniors Pablo Serrano y Vieux Kasse, añadiéndose dos seniors del equipo vinculado, el Jaguarzo Adepla, Pablo Gracia y Franco Acosta, aunque este último acaba de salir de una lesión.

En Huesca el próximo domingo lo más probable es que no se pueda recuperar a nadie más: Corrales intentó entrenar ayer, pero tuvo que dejarlo porque su tobillo no le ofrece todavía garantía alguna. Con Jakstas tampoco hay plazos. Pero, pese a todo, un mensaje final en el que Bohigas ejerce de portavoz del vestuario: «Que nadie se confunda: podemos ganar jugando seis y jugando siete».