+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PRESENTACIÓN DEL IV TORNEO INTERNACIONAL TURISMO DIPUTACIÓN DE CÁCERES

El Cáceres 'vuelve' al kilómetro 0

El conjunto verdinegro juega el miércoles contra el Oporto en el pabellón de la Ciudad Deportiva, donde el desaparecido Cáceres CB logró el ascenso a la ACB H «Va a ser emotivo, es inevitable recordar el pasado», confesó ayer Ñete Bohigas

 

Presentación 8 Ñete Bohigas, José Manuel Sánchez y Luis Parejo, entrenador, presidente y capitán del Cáceres Patrimonio, respectivamente. - J. J. T.

Allí, en el pabellón de la Ciudad Deportiva de Cáceres, empezó todo. Allí, hace ya un cuarto de siglo, comenzó un nuevo tiempo para el baloncesto en Cáceres. Y allí vuelve ahora el Cáceres Patrimonio, heredero de aquel ya desaparecido Cáceres CB, a jugar un partido de basket. Será el miércoles, en la cuarta edición del Torneo Internacional Turismo Provincia de Cáceres, donde el rival será el Oporto (21.00 horas).

«Va a ser emotivo, es inevitable recordar el pasado», reconoció ayer Ñete Bohigas. También lo está siendo, confesó, entrenar en el pabellón V Centenario, donde aquel Cáceres CB empezó a dar sus primeros pasos en la ACB. Las obras en el Multiusos mantienen al conjunto verdinegro alejado de su hábitat natural. «Fue un pabellón importante para la historia del baloncesto en la ciudad», añadió el técnico.

El duelo ante el Oporto será el primero del Cáceres 2017-2018 ante su afición, que dos días después (el viernes 22) tendrá la oportunidad de volver a verlo, en esta ocasión contra el Melilla en el Torneo Cáceres Patrimonio de la Humanidad. La cercanía de los dos partidos ha llevado al club a sacar un pack de entradas para los dos encuentros al preció de 6 euros para los abonados y 10 para los no abonados. El precio para cada uno de los partidos por separado es de 4 y 8 euros, respectivamente.

«Este partido permitirá a la gente ver otro tipo de baloncesto», dijo el capitán de la plantilla, Luis Parejo, que contó que después de tres semanas de trabajo ya podrá verse cuál es la filosofía de este Cáceres. «Jugamos a un ritmo más alto; es un juego alegre y vistoso con el que todos nos divertimos, queremos crecer desde la defensa y dominar el rebote», explicó. Será, añadió, «un partido para sufrir, pero es lo que hay, nos quedan un par de semanas de sufrir más, aunque para bien».

Pero antes de enfrentarse el próximo miércoles al Oporto el Cáceres tiene otro compromiso, hoy mismo en Valladolid (20.00 horas), un partido en el que no estará seguro Niko Rakocevic y es duda Robertas Grabauskas. «Será un partido que nos permitirá saber dónde estamos en esta pretemporada», dijo Bohigas. «Ellos juegan muy duro, están muy ilusionados [es un equipo recién ascendido], va a ser una buena piedra de toque». El preparador cacereño confesó estár contento, «en líneas generales», con la pretemporada.