+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MUNDIALES DE DOHA

Carro no aguanta el ritmo africano

El keniano Conseslus Kipruto gana la final de 3.000 obstáculos en la fotofinis

 

Kipruto, en primer término, y Girma cruzan igualadísimos la meta. - REUTERS / PAWEL KOPCZYNSKI

GERARDO PRIETO
04/10/2019

Mala suerte para Fernando Carro, que tuvo que disputar este viernes la peor carrera para sus posibilidades, lanzada desde el principio por los africanos. Tan disputada que hubo que echar mano de la foto-finis para dar el oro al favorito, el keniano Conseslus Kipruto con la mejor marca mundial del año (8.01.35m.). El madrileño acabó en 11 posición, incapaz de seguir el brutal ritmo impuesto por los africanos desde la salida hasta la llegada.

"Han hecho un trabajo de equipo, casi como en ciclismo", decía Carro refiriéndose a etíopes y kenianos. Genet Wale encendió la carrera con Lamecha Girma de escolta, ambos a tumba abierta para ser una final. Luego lo pagarían. La pista estaba aún rápida tras la plusmarca mundial de Dalilah Muhammad en 400 vallas. Kipruto y el resto de la estampida africana se refugiaba tras el ritmo suicida de los abisinios. El primer mil se pasó a 2.39 minutos.

Carro corría con el gancho al cuello, intentando no descolgarse del grupo de cabeza. "Esperaba que hicieran el acordeón para engancharme pero se iban dando sin parar", comentó tras la final el atleta de Canillejas , que esta temporada se ha hecho con un nuevo récord de España (8.05.69).

Carro, antes de la final de esta noche, estaba sorprendentemente instalado en el tercer puesto del ránking de participantes gracias a su registro en Mónaco. Había desvelado sus cartas: ir de menos a más, a mitad de grupo, y a partir del 600 seguir con los de cabeza. Quería colocarse a rebufo del marroquí Soufiane El Bakkali, el hombre con mejor marca entre los participantes (8:04.82). Pero antes de pasar el segundo kilómetro, el madrileño preparado por Arturo Martín ya tenía por delante a ocho africanos. Kipruto se llevó el oro por un centésima sobre Girma, con El Bakkali tercero.

"Una maravilla de microclima"

"El microclima creado en el Kahlifa es una maravilla", apuntó Carro, uno de los pocos atletas españoles en Doha que no se ha quejado del calor sino todo lo contrario. "Felicito a los organizadores por el nivel altísimo en todas las pruebas de pista", añadió.

Carro reveló antes ante de venir a Doha que su entrenador le sugirió renunciar al Mundial para centrarse en los Juegos de Tokio 2020. Pero el lo veía como una oportunidad. Soñaba con obtener la segunda medalla española en 3.000 m obstáculos en un Mundial, 13 años después del bronce alcanzado por el aragonés Eliseo Martín en París.

Sin piernas en el 1500 español

El 1.500 español, por su parte, sigue en Doha en su larga travesía por el desierto. "Me quedé sin piernas", ha sido la frase repetida por los tres españoles eliminados en semifinales. Marta Pérez y Adel Mechaal no pasaron de la primera eliminatoria. Esther Guerrero llegó novena en la semifinal del día siguiente y tampoco pasó. Jesús Gómez acabó último en la suya y Kevin López al menos pudo pelear hasta la recta de llegada pero también quedó fuera de la final.

"He notado las piernas un poco cansadas de ayer", remató el sevillano, definitivamente centrado en el 1500 de cara a Tokio 2019, tras haber participado en cuatro Mundiales, todos en 800. El keniano Timothy Cheruiyot y el polaco Marcin Lewandowski parten como favoritos en la final del próximo domingo.

Récord de 400 vallas

La neoryorquina Dalilah Muhammad superó su propio récord mundial en 400 vallas cruzando la meta con 52.16 segundos, seguida de su compañera de equipo Sydney McLaughlin (plata con 52.23), también por debajo del récord anterior. La campeona olímpica y flamante campeona mundial recortó cuatro centésimas a su plusmarca obtenida esta temporada en Des Moines durante los 'trials' para Doha.