+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL DÍA DESPUÉS DEL RÉCORD DE ESPAÑA DEL DEPORTISTA EXTREMEÑO

Cienfuegos quiere más

El martillista montijano dice que aún puede conseguir batir su propia marca en las próximas competiciones. El extremeño asegura que calentó «fatal» y que ayer hizo 78.73 en un tiro nulo

 

Lanzado 8 Con Carlos Burón y Antonio Fuentes, sus entrenadores. - CEDIDA

José María Ortiz José María Ortiz
26/08/2019

«Tengo la voz un poco mal. Nos acostamos a las dos y pico con todo el follón del récord y demás». Javier Cienfuegos se ha levantado a las ocho de la mañana feliz, aunque con algún que otro problema vocal. «Siempre cuesta dormir después de una buena marca y el subidón», comenta cuando pasan unos pocos minutos de las nueve el deportista extremeño. Está en León, donde unas horas antes ha hecho historia para el deporte nacional y regional lanzando el martillo a 78 metros y 16 centímetros, nuevo récord de España, el enésimo en su carrera.

«He hecho lo que estaba haciendo en los entrenamientos, lo esperábamos Antonio (Fuentes, su entrenador) y yo. Sabíamos que estábamos bien y que lo podíamos conseguir y ahora tenemos que pensar en las siguientes competiciones: el campeonato de España y el mitin de Andújar. Tenemos que seguir afianzándonos en esos 76-77», relata a modo de deseo, pero también de convencimiento.

¿Se puede lanzar más? Él no lo duda y lo explica así. «Sí. De hecho mi último tiro se fue fuera de sector un metro y serían 77,80 o 77,90. Si ese tiro lo meto centrado 80 no eran, pero 79 sí, imagino. Pero bueno, los nulos y los calentamientos nunca sirven para nada. Hay que seguir». ¿80? «Ayer (por el sábado) calenté fatal. Si me guío por las sensaciones no tiro ni 74. No recuerdo un calentamiento tan malo. Entonces sí que es verdad que las dos pruebas que vienen son motivadoras, y tengo ganas. Y el Mundial, para el que faltan cinco semanas (es en Doha, Catar, a principios de octubre) no hay que decirlo, pero evidentemente también. Creo que si en las dos competiciones que vienen nos encontramos bien volveremos a lanzar mucho. Vamos a seguir atacando, porque se puede conseguir, el récord de España otra vez».

Cienfuegos se coloca ahora el noveno del mundo, «pero es que el cuarto está a 20-30 centímetros; está todo apretado». En su mejor año de siempre, el extremeño está lanzado.

Es casi anécdota, pero ayer volvió a rozar la gesta. Hizo nulo en la segunda parte de las pruebas en León, pero el martillo se fue a 78.73. Brutal. Y eso que estaba cansado… Tras ello pasó reconocimiento médico a Madrid. Fin de semana completo.