+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS PROTAGONISTAS EN EL GRUPO EXTREMEÑO DE TERCERA

Cobos contra Cobos

Los entrenadores de Cacereño y Azuaga comparten apellido y piropos antes de verse por primera vez en partido oficial. «Me parece un buen tío», dicen el uno del otro, utilizando la misma expresión. Se conocieron personalmente el pasado verano

 

En el Azuaga 8 Antonio Jesús Cobos. - ANTONIO MARTÍN

En el Cacereño 8 Julio Cobos. - ANTONIO MARTÍN

José María Ortiz José María Ortiz
17/10/2019

«Le comencé a seguir y a fijarme en él porque en mi primer año aquí estaba consiguiendo cosas muy buenas con el Villanovense y tenía mi mismo apellido. Además, yo tenía a un jugador, Kiko, al que él había entrenado». Lo comenta Antonio Jesús Cobos, entrenador del Azuaga, sobre Julio Cobos, técnico del Cacereño. Aquello sucedió en la temporada 2015-2016, y su colega estaba haciendo historia con su equipo con su clasificación para la Copa del Rey.

«A veces hay algún despistado que me confunde y todo con él», asegura a modo de anécdota Antonio Jesús, que llegará con su equipo el domingo al Príncipe Felipe (16.30) situado por delante del CPC. Será la primera vez que se enfrente en partido oficial al de Valdehornillos. «He estado siguiéndole estos años y siempre me ha convencido, pero no lo he conocido en persona hasta este pasado agosto, en el partido amistoso que jugamos aquí en Azuaga», añade el preparador cordobés.

Aquel choque, saldado con un claro 1-4 para los verdes, llegó en una coyuntura distinta. Ahora ya es competición y el cuadro de la Campiña Sur está por delante en la clasificación, algo irreal, según su técnico, porque el Cacereño es superior y estaría con Villanovense y Moralo en lo más alto en función de su pronóstico. «En un par de jornadas pueden estar por delante de nosotros», dice, pese a que advertir que llegará el domingo «con todas las ganas y la intención de sacar los tres puntos y lo podemos hacer», avisa.

«Me ha parecido una persona muy cercana, que estuvo comentándome algunas cosas de su carrera, como lo del Villanovense, o cómo llevó lo de su familia y el año que entrenó en el Linense, por ejemplo. Me cayó muy bien, me pareció un buen tío, estuvo muy agradable», aduce gráficamente el preparador azuagueño.

Esa misma expresión, «me parece un buen tío», utiliza el técnico del Cacereño. «Hemos entrenado a jugadores en común, como Fuentes, Kiko o Moraga, y todos ellos me han hablado muy bien de él». Además, añade el técnico verde, «ha hecho cosas muy buenas en el Azuaga y sobre todo destaco que en lo futbolístico es un entrenador que tiene una idea fija en cuanto a fútbol y la lleva a rajatabla. Hay otros que te venden una moto y a las primeras de cambio la varían. Este no, éste tiene una idea clara y le da igual cuál sea el rival, sea el primero o el último, y la defiende hasta el final. Este tipo de entrenadores los respeto muchísimo. En el Azuaga ha jugado una fase de ascenso y está claro que es un buen técnico, además de que siempre me han hablado muy bien de él». Cobos contra Cobos, pero desde el aprecio.