+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PARÓN DEL DEPORTE

Confinados

Los jugadores del Cáceres Patrimonio de la Humanidad cuentan cómo están viviendo la cuarentena: ejercicio físico, vida familiar, estudios y videojuegos

 

Confinados -

Javier Ortiz Javier Ortiz
06/04/2020

"Me muero de ganas de jugar al basket, pero la salud es lo primero". Lo que dice Sylvester Berg desde Dinamarca lo firman debajo sus once compañeros de la plantilla del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, que están encerrados en sus respectivas casas esperando una cada vez más improbable reanudación de la LEB Oro 2019-20, señal de que la terrible crisis sanitaria del covid-19 se ha controlado.

Todos parecen bastante concienciados y, como la mayoría de la población, han tenido que reinventarse, lo que no significa cambiar por completo. Menos pisar el parquet e intentar meter canastas, a lo que se dedican básicamente es a realizar actividades hogareñas para las que no tendrían tanto tiempo en circunstancias habituales.

Además de seguir el plan de trabajo que les actualiza constantemente el preparador físico, Mario Díaz Hellín, la dedicación a la familia, la formación (tanto universitaria como baloncestística) y el ocio, sobre todo a través de los videojuegos, son tres ejes bastante comunes.

El deseo es común: volver a luchar en la pista y completar una temporada que estaba rozando lo excelente, pero que sea con seguridad sanitria. Además, a ninguno le agradaría tener que hacerlo a puerta cerrada, una sensación que los profesionales odian. «Desarrollamos nuestro trabajo para nuestra gente», reitera Luis Parejo, una de las ‘revelaciones’ de la cuarentena por su columna diaria en El Periódico Extremadura.

Todos intentan transmitir una actitud que resume bien Niko Rakocevic, uno de los que se ha quedado en Cáceres, donde reside todo el año junto a su pareja, Laura: «Suelo ser una persona realista. No peco de negativo pero tampoco de positivo y solo hay una cosa que tengo clara: ¡que el coronavirus va a tener que aguantarse, que no vamos a rendirnos sin pelear! Mientras tanto, seguiré en casa aprovechando lo que se echa de menos cuando tenemos que estar fuera». Y a las 20.00 horas son ellos los que aplauden en vez de ser los aplaudidos.

LUIS PAREJO - HIPERACTIVO, PADRAZO... Y COLUMNISTA

Estoy en mi casa, en Cáceres, aprovechando para hacer cosas que durante la temporada no me da tiempo. Me levanto temprano, hago yoga y me pongo a entrenar. Dependiendo de si Celia se despierta o no, escribo mi columna en El Periódico Extremadura. También estoy intentando aprovechar la situación para disfrutar de mi mujer y mi hija lo máximo posible.
En líneas generales lo llevamos bien.

RICARDO ÚRIZ - UNIDAD FAMILIAR Y BALONCESTO

Continúo en Cáceres con la familia.
Básicamente me estoy dedicando a estar con mis tres niños, que están matriculados en el colegio San Antonio de Padua, y mi mujer... Aprovechando para jugar con ellos, a ayudarles a hacer los deberes. Además, estoy viendo mucho basket: charlas, clinics, partidos... aprendiendo y formándome.
Lo llevamos lo mejor posible, intentando siempre estar entretenidos.

FERRÁN VENTURA - VIDEOJUEGOS EN BADALONA

Estoy en Badalona. Me levanto temprano, corro y hago alguna cosita de ‘cardio’ en las escaleras. Seguidamente aprovecho para ayudar a mi madre a preparar la mesa para comer. Juego a la PlayStation con mis amigos: FIFA, Fornite y Call of Duty en el nuevo modo Warzone. Y me paso el día en Facetime hablando con mi novia, que vive en Oporto.
Me intento mantener ocupado todo este tiempo.

JORDY KUIPER - EL TÍO MÁS DIVERTIDO DEL MUNDO

Paso la mayor parte de mi tiempo en casa en Groningen. Hago ejercicio, veo películas y juego a la consola con mis amigos. También tengo un trabajo importante: ser el tío más divertido para mi sobrino, de un año. Solo salgo cuando un miembro de la familia necesita ayuda para comprar alimentos o cualquier otra cosa. Es un momento frustrante, pero todas las medidas son necesarias para superar esta crisis.

MILAN NIKOLIC - SERBIO PACIENTE A LA ESPERA

Creo que siempre he sido un tío calmado y paciente, así es que estoy esperando la decisión que tome la Federación Española de Baloncesto sobre si se reanudan las competiciones y cuándo lo harían. Estoy todavía en mi apartamento de Cáceres entrenando lo máximo posible para estar en forma, aunque también tengo tiempo de sobra para jugar ‘online’ con mis amigos en la consola.

JORGE BILBAO - APOYANDO A SU MADRE MÉDICA EN BILBAO

Volví a la casa familiar de Bilbao, echando una mano a la ‘ama’ [madre], que es médico y está trabajando en primera línea en emergencias. Intento aprovechar las mañanas para hacer yoga y algunos cursos ‘online’ y las tardes para entrenar en casa. Es una situación muy desafortunada para todos sin excepción, pero hay que tomárselo con filosofía, quedarse en casa e intentar que esto pase lo antes posible.

ARKEEM JOSEPH - EN BROOKLYN

El viaje hasta Brooklyn fue mejor de lo normal. Había menos gente que nunca en el aeropuerto y mi vuelo iba prácticamente vacío. Antes y después de bajarnos estuvieron chequeando diferentes cosas, como la temperatura. Estoy en casa cómodamente. Por las mañanas entreno y doy una vuelta con mi perro. Me lo tomo con calma, esperando que termine y que afecte al menor número de gente posible.

PACO DEL ÁGUILA - DÁNDOLE A LA CONSOLA Y EL MÓVIL

Sigo aquí en la ciudad de Cáceres con mi compañero de piso y equipo Milan Nikolic. El confinamiento lo llevamos bastante bien dentro de lo que se puede, ya que podemos seguir entrenando y jugar a videojuegos, que es una cosa que no podemos hacer tan frecuentemente durante la temporada. También aprovechamos para hablar con la familia por teléfono. A ver si todo se calma pronto.

NIKOLA RAKOCEVIC - LAURA Y ‘BOLT’, SOCIOS CONTRA EL ‘BICHO’

Sigo en Cáceres. Mi familia está bien y el confinamiento no lo llevo demasiado mal. Juego con mi perro, ‘Bolt’, que está encantado por tenerme todo el día aquí. Veo series como ‘La casa de papel’, entreno un poco y me he aficionado al yoga junto con mi pareja, Laura.
Aplaudo a las ocho a las personas que trabajan intentando frenar al ‘bicho’.
Eso sí: echo de menos los desayunos en ‘Zalacaín’, salir de casa...

AITOR ZUBIZARRETA - MUCHO TRABAJO FÍSICO Y ACADÉMICO

Llevo ya unos días en casa con mi familia e intento seguir una rutina. Estiro por la mañana y me pongo a hacer los ejercicios del hombro, que ya está en la fase final de la recuperación. Luego por la tarde aprovecho para estudiar el master que estoy haciendo ‘online’ (Marketing Digital & Ecommerce) y por la noche antes de cenar me pongo a entrenar, hago bici estática y sigo con el plan que nos mandó Mario Hellín.

BERNI GARCÍA - ‘COCINILLAS’ CON SU NOVIA EN HUESCA

Estoy en Huesca en casa de mi novia, pasando más tiempo juntos porque durante la temporada es más complicado. A pesar de la situación, los días se nos quedan cortos. Siempre estamos entretenidos ya sea entrenando, estudiando, viendo alguna película, haciendo manualidades o cocinando.
Por lo general lo estamos llevando bastante bien. Quizás mejor de lo que pensábamos.

SYLVESTER BERG - CASA FAMILIAR EN UN BOSQUE DANÉS

Llevo dos semanas ya en Dinamarca, en una casa familiar que está metida en el bosque. Todos cocinamos, cuidamos el jardín y vemos películas. Aquí la situación ha sido muy bien controlada y esperamos que esto continúe así. Estamos haciendo todo lo que podemos para obedecer las normas y tenemos mucho cuidado para no arriesgar la vida de nadie. Sigo las noticias y deseo lo mejor a España y al mundo.

ROBERTO BLANCO - CON UN OJO PUESTO EN PLASENCIA

Hace ya años que mi residencia habitual está en Cáceres con mi pareja, pero ahora más que nunca estoy mirando lo que pasa en Plasencia con la familia y los amigos. Veo series, pero también clinics. Estudio nuevos conceptos y así estar preparado para cuando esto acabe, con calma y paciencia, mucha paciencia. He salido más a la terraza en 2 semanas que en los últimos 4 años ¡Pero las videollamadas ayudan mucho!

ARMANDO GÓMEZ - FORMARSE Y MANTENERSE FUERTE

Estoy en Cáceres respetando el confinamiento y esperando qué pasa con la liga al final. Ahora mismo es un buen momento para seguir formándose y los entrenadores tenemos mucha oferta donde elegir. Desde charlas ‘online’ a partidos para descargar, lecturas de todo tipo. Es un momento difícil, pero nos tenemos que mantener fuertes y en casa para que todo esto pase lo antes posible.

JAVI SALAS - MEJORAR COMO ENTRENADOR AYUDANTE

Llevo en casa desde aquel jueves 12 de marzo que fue el último entrenamiento.
Aprovecho el tiempo en seguir formándome como entrenador, hacer ejercicio y leer. No faltan las videollamadas con seres queridos y amigos.
Estar en casa tanto tiempo se hace raro, sobre todo cuando antes estaba casi todo el día en la pista. Se echa de menos, pero no debemos olvidar que lo realmente importante es la gente.

MARIO DÍAZ HELLÍN - EL OPTIMISMO POR BANDERA

El día a día no es un problema. Hay que dar normalidad a la semana y aprovechar el tiempo en aquello que no podemos invertir con el ritmo de vida que llevamos: ejercicio, estudio, revisiones científicas y ocio. Saldremos más fuertes, más inteligentes y más limpios de mente.
Toca estar cerca de los nuestros y tener en mente a todos los que sufren y los que hacen por mitigar ese sufrimiento.