+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA DEL LÍDER DE LA TERCERA EXTREMEÑA

Cristo, tras una doble estela

Belencoso fue ‘pichichi’ en el anterior Mérida que subió, en 2005; en la 14-15 fue Perera

 

Cristo. -

NONO SAAVEDRA
16/04/2019

En las dos últimas temporadas en las que el Mérida ha ascendido a Segunda B (en la temporada 2004-2005 con el nombre de UD Mérida), siempre ha tenido en sus filas al que ha terminado como máximo goleador. En la 04-05 fue Belencoso con 23 goles, y en la 14-15 sería Jesús Perera también con el mismo número de goles. Actualmente, Cristo es el máximo goleador del la Tercera extremeña con 21 tantos, por lo que todo apunta a que puede superar a sus dos predecesores teniendo en cuenta la cantidad de jornadas que quedan y la racha en la que se encuentra el de Pueblonuevo del Guadiana, ya que con el gol que marcó el domingo frente al Coria, lleva marcando en seis jornadas consecutivas, algo que ningún futbolista ha conseguido con la elástica del Mérida AD. Cabe recordar que el propio Belencoso consiguió este mismo hito durante 10 jornadas, pero con la anterior denominación del club.

Belencoso, además de ser el jugador franquicia para conseguir el campeonato, también fue clave en las dos eliminatorias que tuvo que disputar su equipo para conseguir el ascenso, ya que, a los 23 goles en el campeonato, hay que sumarles otros tres en las eliminatorias. La primera fue contra el Linense. El gol del punta en la ida dio vida a su equipo, entrenado por Andrés García Tébar, que terminaría perdiendo el encuentro por 2-1, pero al que le sirvió el solitario tanto de Olivar en la vuelta, para pasar a la siguiente ronda y medirse al Roquetas, al que le marcó otros dos goles en la ida, para acabar con un 1-3 que fue renta suficiente para ascender a pesar de caer derrotados en la vuelta por 0-1 en el Romano.

En el último ascenso, temporada 14-15, Jesús Perera vino a completar una plantilla pensada para ascender. El actual segundo entrenador de Santi Amaro no sólo aportó goles: se convirtió en el referente del equipo entrenado por Ángel Alcázar.

A pesar de la gran temporada que hizo, Perera llegó al tramo final con molestias, jugó el último partido, el derbi frente al Badajoz, marcando además el gol de la victoria que le aseguraba el pichichi. Los problemas físicos no remitieron y en la ida frente al Laredo, jugó 70 minutos, siendo sustituido por Toni, el resultado fue de 0-0. En la vuelta, sólo disputó los minutos finales al salir por el propio Toni en el 88. En aquel momento el resultado era de 1-1 que beneficiaba a los romanos, pero Dani Alonso en el 91 terminaría de certificar el ascenso.