+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la ronda española

Dan Martin vence en la Vuelta en el nombre de Israel

El corredor irlandés supera al resto de figuras en la cima de la Laguna Negra, en una carrera que solo vive de la montaña

 

El ciclista irlandés Dan Martin gana la tercera etapa de la Vuelta. - EFE / KIKO HUESCA

Sergi López-Egea
22/10/2020

La estrella de David colgaba en el mes de julio cerca de Grau Roig, en los montes de Andorra. Allí se concentraron todos los ciclistas del equipo de Israel durante varios días. Llevaban semanas confinados, mucho tiempo sin verse. Eran las carreteras andorranas por aquellas fechas un flujo de equipos profesionales y daba igual, como da igual en la carretera, si el patrocinador era Israel o Bahréin. Magnates israelís y árabes se reparten parte del paquete del ciclismo profesional y buscan el fichaje de figuras que les dé victorias como la lograda este jueves por Dan Martin en lo alto de la Laguna Negra, en una nueva cumbre de una Vuelta que solo vive de la montaña.

Las montañas de Soria son frondonas, de árboles verdes que en otoño adquieren un tono marrón mientras crecen los boletus a sus pies. Y con carreteras que llamaban a la batalla, la que iniciaba un Chris Froome, perdido ya en la general, y que asume el papel de gregario en favor de Richard Carapaz en la que será su última carrera con el Ineos antes de incorporarse el año que viene al Israel de Martin para convertirse en el astro indiscutible de un equipo que no quiere ser uno más, sino uno de los mejores del mundo mientras luce la estrella de David por el pelotón.

Martin, sobrino de Stephen Roche, el ganador del Tour de 1987, vencedor de clásicas, de carreras como la Volta y de etapas de la ronda francesa, llevaba un mal año. No le fueron bien las cosas por el Tour. Pero es un ciclista explosivo al que le van perfectas ascensiones como la de Laguna Negra, no muy dura, pero con rampas extremas al final, las que se le indigestaron un poco a Enric Mas, que con solo tres etapas y dos llegadas en alto, el no va más, ya es la opción española para pelear por una general que lidera Primoz Roglic, con Carapaz como su sombra y el mallorquín, al que siempre le va mejor la tercera que la primera semana de las grandes vueltas, controlando la situación. Esto no ha hecho más que empezar. Ahora llegarán los Pirineos, aunque con la duda de que el domingo se pueda ascender al Tourmalet por el toque de queda que impera en Francia.

AFINCADO EN ANDORRA

Martin, el ganador, es uno más de los ciclistas que viven en Andorra. Él, concretamente, en la parroquia de La Massana. Allí habita con sus dos gemelos y su mujer, Jess Andrews, atleta profesional, con buenas marcas. Siempre se le indigestan las grandes rondas por etapas, aunque se anote triunfos y saque muchas veces los colores a los contrincantes.

Y como buen irlandés aguanta el frío que reinó por Soria. La Vuelta ya lleva siete abandonos, el más sonado, que se produjo este jueves, ha sido el de Thibaut Pinot. A algunos corredores, asomando el mes de noviembre, se les hará muy larga la Vuelta, la que discurre por el norte de España, por un trazado pensado para el verano y dibujado antes de que la pandemia lo destrozase todo, menos los ánimos de Alejandro Valverde, que si bien no acaba de encontrar su toque de pedal , está aquí para divertirse, el miércoles fue padre por quinta vez. Alexandra se llama la niña.

Todas las clasificaciones en la página oficial de la Vuelta.