+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«El Cacereño no se ha merecido perder así», dice el técnico del Eibar

Julio Cobos, contento por el trabajo del equipo

 

Mendilibar, derecha, junto a Antonio Aragones (centro), aficionado del CPC. - ANTONIO MARTÍN

Casi sin voz, dolido por la derrota –aunque más por la forma que por el fondo,–pero, sobre todo, «muy orgulloso» por el trabajo hecho por sus jugadores. Así llegaba Julio Cobos, entrenador del Cacereño, a la sala de prensa tras caer en el último segundo ante el Eibar en la segunda eliminatoria de la Copa del Rey. «No merecíamos este final», decía el de Valdehornillos, que minutos antes había escuchado esa misma frase del entrenador rival, José Luis Mendilibar, que la repitió convencido ante la prensa. «No han merecido perder, y menos así. Es el puñetero fútbol, que no tiene ni memoria de lo que se ha hecho ni nada por el estilo. Yo también he vivido estas situaciones, es una pena, pero esto es fútbol», añadía del preparador vasco.

«Podíamos haber perdido perfectamente 1-2, pero el final ha sido quizás demasiado duro», repetía Cobos, que confesaba que el vestuario estaba muy dolido. Y especialmente Alberto Delgado, el autor de ese fatídico tanto. Lógico. «Está roto», añadió el técnico, que recordó que el lateral había sido el encargado de poner le pase que acabó con el gol de los verdes.

«Con el empate igual nos hemos ido un poco abajo. Lástima que en una falta a favor, la continuación termine en gol de ellos», analizaba Cobos. «Hemos sido capaces de competir contra todo un Eibar, ponernos por delante en el marcador; después, la calidad ha sido determinante para conseguir ese empate. De cualquier manera, estamos muy orgullosos del partido que ha hecho el equipo y del ambiente que se ha vivido», con más de 6.000 personas en las gradas del Príncipe Felipe. «Esto es una gozada; lástima que no se pueda ver siempre. Me ha traído recuerdos del día del Málaga».

FUERZAS MUY PAREJAS / Dijo Mendilibar que sobre el verde no se vio la diferencia de categoría entre uno y otro –«si viene uno que no conoce a ninguno de los dos equipos igual cree que es al revés»– y coincidió Cobos en el análisis. «Mientras hemos tenido fuerzas, el equipo ha estado muy sólido defensivamente, hemos atacado las veces que hemos podido… quizás nos ha vuelto a pasar lo mismo que el día del Alcorcón, sobre todo en el primer tiempo, que es que no le hemos perdido todo el miedo que yo quería. Nos ha faltada confianza, sobre todo con balón. Pero en líneas generales, estoy muy contento».

Mendilibar añadió que a partir del gol en contra han espabilado y han acorralado al rival en su campo, pero que hasta entonces no habían hecho nada. Asimismo, pensaba que si eran constantes y apretaban se iba a notar la diferencia, pero no ha sido así en ningún momento del partido.

Espera Cobos que este encuentro y la imagen ofrecida por el Cacereño les sirva para coger más fuerza en liga. «Casi todos han tenido oportunidad de jugar, todos han podido disfrutar de la Copa y es un premio para ellos. Ahora, toca centrarse en la liga. Hay que continuar en nuestra liga».