+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN B

Empate táctico entre Villanovense y Mérida

Partido sin goles marcado por la abundante lluvia que acompañó durante los 90 minutos (0-0)

 

Wilson Cuero, Villanovense, y Erik corren tras el balón durante el partido de este domingo. - C. PINO

CARLOS PINO
25/10/2020

0 - VILLANOVENSE: Pedro López, Samu Hurtado, Tapia, Escudero, Bonaque, Azkúe (Julen Azkúe, minuto 74), Clausí, Ruano (Dani Martínez, minuto 88), Julio Delgado (Gabri, minuto 65), Miguel Díaz (Wilson Cuero, minuto 45) y Cristo (Parras, minuto 74).

0 - MÉRIDA: Javi Montoya, Felipe Alfonso, Erik, Mario Robles (Marc Carbó, minuto 76), Cherri Monje (Javi Zarzo, minuto 62), Fer Pina, Emilio Cubo, Nacho González, Jaume Tovar (Guille Andrés, minuto 77) y Fraile (Garci, minuto 80).

Árbitro: Ruiz Aguilera. Amonestó a Azkue, del Villanovense, y a Mario Robles y Nacho González, del Mérida.
Incidencias: Partido disputado en el Municipal Villanovense ante unos mil espectadores.

El Villanovense y el Mérida empataron a cero (0-0) en un derbi en el que el trabajo técnico y el rigor defensivo se impusieron a la alegría ofensiva, que brilló por su ausencia. Los 90 minutos de lluvia continua no ayudaron a ver un buen espectáculo, a pesar del excelente estado del terreno de juego. Prueba superada también por el Villanovense en cuanto a la organización para cumplir con las medidas sanitarias en su estreno en casa.

Sorprendió Dani Mori con la alineación, con varios cambios, y con el planteamiento táctico, buscando la seguridad ante un Villanovense que repitió el once que goleó en Villarrubia, con Miguel Díaz de enganche y Cristo de nueve. En principio, los cinco defensas del Mérida y el juego directo impidió a los serones meter esa presión que suele asfixiar la zona de creación del rival. Así que a los locales les costó entrar en juego, aunque a los visitantes, una vez con el balón tampoco tuvieron la suficiente profundidad para crear ocasiones claras.

Fueron los romanos los que avisaron primero con un disparo de Chirri desde la derecha que se fue alto a los cinco minutos de partido. Fue lo más peligroso del Mérida en el primer tiempo. Por su parte el Villanovense no despertó hasta el 12. Ruano, el mejor del partido, rompió en diagonal desde la derecha y la pegó con la zurda pero fuera, cerca del palo. El Villanovense tuvo otra oportunidad con un saque de falta muy cerrado de Tapia que Montoya despejó como pudo de puños en el 19. Ya en el 41 contra de los serones tras un saque largo del meta Pedro López que Montoya abortó con velocidad.

Tras la vuelta del túnel de los vestuarios el que movió ficha fue Álvarez de los Mozos, que metió a Wilson Cuero de punta por Miguel Díaz y el equipo supo dar con la tecla para meter en más problemas al Mérida, que no obstante, se defendió a la perfección.

Los serones recuperaron su juego y comenzaron a llevar más peligro que en la primera mitad. En el 56 buen centro de Ruano desde la derecha y remate de Julio Delgado por encima del larguero. El Villanovense llevó más la iniciativa y merodeó más el área de Montoya, sobre todo llegando por la derecha de Ruano y gracias al empuje de Cuero.

Los cambios no ayudan

Aún así la ocasión más clara de la segunda mitad fue para el Mérida, con un tiro de falta de Héctor Camps que obligó a Pedro López a lucirse con una buena intervención.

Los cambios hechos por ambos entrenadores tampoco ayudaron para cambiar la cara a un partido que cada vez se hacía más difícil de jugar por el aguacero que iba cayendo en la segunda mitad, que lejos de apaciguarse fue a peor. Por lo tanto los elementos no ayudaron a ver algo más de espectáculo sobre el terreno de juego. En el 80 nuevo saque de esquina cerrado de Tapia que otra vez estuvo a punto de sorprender a Montoya.

En el tramo final apenas hubo un dominador claro. El ímpetu local se fue aplacando mientras que los visitantes dieron por bueno un punto fuera de casa ante un rival complicado.

Tras el pitido final ambos equipos se fueron a los vestuarios con mucha tranquilidad, casi no parecía un derbi y el público aplaudió el esfuerzo y abandonó el campo con la misma exquisitez que estuvieron demostrando durante las dos horas previas. El fútbol oficial volvió a Villanueva de la Serena y eso, viendo lo que ocurre, ya es una buena noticia.

Tras el empate el Villanovense es segundo con cuatro puntos y el Mérida séptimo con su primer punto. El próximo fin de semana los serones visitan al líder, Melilla, y los romanos reciben al Villarrubia.