+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RuGBY

España gana a Rumanía y le supera en el ranking

 

REDACCIÓN MADRID
04/03/2019

la selección española masculina de rugby prometió hacer soñar a sus incondicionales hacernos soñar y ayer domingo en el Central de la Complutense, ante cerca de 7.000 aficionados, los de Santi Santos volvieron a abonarse a la épica para derrotar a Rumanía por 21-18 en un encuentro que remontaron en la segunda parte. Con tres ensayos, del capitán, Fernando López, de Alvar Gimeno y de Lucas Guillaume, España encadenó por primera vez dos victorias ante los del Roble y les superan en el ranking de World Rugby.

Los rumanos salieron muy enchufados. Así llegaron los tres primeros puntos, del pie de Florin Vlaicu, y pocos minutos después tras desplegar hasta el ala consiguieron el primer ensayo de su ala Ionot Dumitru para ponerse 0-10 arriba en el marcador.

Los Leones despertaron haciendo daño con los centros y las alas. Los robles consiguieron recuperar, pero una buena subida defensiva de Fernando López taponó una patada de despeje del apertura Vlaicu y consiguió correr hasta la línea de marca y ensayar para llegarse al 7-13 en el primer acto.

En la segunda mitad los Leones salieron encendidos, mantuvieron más la posesión y jugaron en desplegado, con más velocidad y convicción. Manu Mora vio el hueco en un poste que no se colocó, atacó ganó la línea de ventaja y pasó el balón a Alvar Gimeno, que logró el segundo ensayo para España . Con la transformación de Linklater, el XV del León se puso un punto arriba 14-13.

Tras trabajar mucho en la 22 contraria, llegó el tercer ensayo, de Lucas Guillaume, 21-13 por delante, con una renta de más de un ensayo transformado. Sin embargo, la respuesta de los rumanos no tardó mucho en llegar y Vladut Zaharia cogió el balón en un contraataque y acercó a los suyos hasta el peligroso 21-18. A partir de este momento tocó sufrir, pero los españoles se emplearon de forma agónica hasta el pitido final, para conseguir una victoria épica ante Rumanía y por primera vez superar en el ranking a una potencia europea.