+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

segunda división 3 la mala primera vuelta de los azulgranas en liga

El Extremadura tropieza de nuevo con la misma piedra

Los errores propios y las derrotas en casa le hacen repetir los números del año pasado

 

El Extremadura tropieza de nuevo con la misma piedra -

RODRIGO MORÁN
03/12/2019

El hombre no es el único que tropieza dos veces con la misma piedra. También lo hace el Extremadura en Segunda División. Si parecía que había quedado algo claro de la irregular primera campaña en división de plata de los azulgranas era, precisamente, que no podía cometer los errores de la primera vuelta. Fallos individuales, muchas concesiones en defensa, muchas derrotas en casa, obsesión con las actuaciones arbitrales. La única diferencia está siendo la calma en el banco. La confianza en Manuel, en sus ideas y en su discurso es infinita, pero lo demás nada cambia.

Y es que el Extremadura está casi calcando los números de la nefasta primera vuelta del pasado año. Es más, al pasar por la jornada 18, aquel Extremadura tenía un punto más (17) que el actual (16), por lo que todavía estaba ligeramente mejor.

La derrota ante Las Palmas ha dejado muy tocada la moral de los azulgranas porque se unieron muchos factores que invitan al pesimismo como son la fragilidad defensiva, la incapacidad en ataque y la impotencia ante los factores incontrolables.

«Le hemos puesto mucha garra, pasión y corazón, pero todo eso no nos da, y lo tengo que aceptar como entrenador», decía Manuel Mosquera, un técnico que tras el partido se sinceró como nunca.

Manuel sabe de las debilidades de su equipo y el domingo no le quedó más remedio que reconocerlas: «nos equivocamos claramente en el penalti y luego nos cuesta una barbaridad hacer gol. No tenemos capacidad. Y luego, cualquier cosita, nos está penalizando», enfatizaba.

Manuel considera que su equipo tiene que darle un giro de 180 grados a la situación y eso pasa por revisar más a fondo los errores que están condenando al Extremadura. «Hay mucha tensión acumulada sobre temas que ya sabemos» (decía en clara alusión al VAR). El gallego cree que a su equipo le falta «equilibrio y serenidad» para afrontar determinadas situaciones.

No obstante, si hay alguien con mentalidad fuerte y dura en el vestuario, ese es precisamente el entrenador: «insisto, no vamos a bajar la cabeza ni nos vamos a rendir ahora. Sabemos que es complicado, pero no podemos pensar que se nos está escapando. Hay que recuperar nuestra identidad, el quiénes somos y nuestro punto de solidez».

Los números tampoco ayudan. El Extremadura es el segundo peor local de toda la categoría con sólo siete puntos en Almendralejo, donde ha perdido cinco de los nueve partidos que ha disputado. El equipo sólo ha marcado 16 goles y tan sólo dos en los últimos cuatro partidos. «Los números son muy malos. Nos obligan a trabajar mucho más. Necesitamos ahora resultados».

En la misma línea habla el capitán azulgrana, Willy, al que le anularon otro gol por el VAR y ya van dos en lo que va de temporada. «Todos tenemos que dar un poco más. Nos está costando mucho arrancar, pero ahora mismo no veo otra salida que la de seguir insistiendo», decía.

Mercado / Manuel ha evitado hablar del próximo mercado invernal y de las posibles necesidades que pueda tener el equipo. El Extremadura se toma con calma este capítulo, aunque el partido ante Las Palmas ha dejado claro que necesitará refuerzos para elevar el nivel de su plantilla.

En las últimas semanas ha sonado con fuerza la posibilidad de que Enric Gallego, ante la falta de minutos en el Getafe, pudiera recalar cedido hasta final de año en el Extremadura en una operación que acercaría a Zarfino al Getafe la próxima temporada, aunque de momento son más especulaciones que realidades. El Extremadura necesita desatascarse y despejar la misma piedra con la que ya se topó el pasado año.