+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

motociclismo 3 prueba en portugal

El extremeño Adrián Fariña correrá en el Mundial de Superbike

El piloto, de 11 años, compite con el Oliveira Cup

 

Imágenes del joven piloto extremeño Adrián Fariña durante una competición. - CEDIDAS

Imágenes del joven piloto extremeño Adrián Fariña durante una competición. - CEDIDAS

REDACCIÓN CÁCERES
27/07/2019

Adrián Fariña, natural de Táliga, tendrá la oportunidad de participar en el Mundial de Superbikes con tan solo 11 años. Lo hará para el equipo Oliveira Cup gracias a una wild card y en la categoría Mini GP 220.

Esta décima edición del Word SBK, que es el certamen internacional por excelencia de superbike, se celebrará desde el 6 hasta el 8 de septiembre en el circuito internacional del Algarve, en Portimao (Portugal).

El joven corre en el Oliveira Cup desde marzo del 2018, bajo la tutela del piloto portugués de Moto GP Miguel Oliveira. A pesar de ser el más joven de sus compañeros, desde su llegada al equipo ha obtenido muy buenos resultados, manteniédose en el top 5.

Además, antes de esta importante cita, Fariña tiene otra prueba el 8 de agosto en el circuito de Santo André, la cual será puntuable para el Oliveira Club. Y aunque el piloto ha sufrido algunas caídas que le han relantizado, ha sido capaz de recuperar más de siete puntos en solo cuatro carreras, alcanzando el cuarto puesto en Évora y Portimao.

Con estos resultados y el mundial a la vuelta de la esquina, el jovencísimo piloto se ha mostrado muy satisfecho y entusiasmado, sabiendo que los próximos acontecimientos pueden ser decisivos para su futuro profesional, ya que la participación en el en el mundial de superbike supondrá una visualización internacional para el piloto que podría abrirle nuevas puertas en su carrera. «Participar en una prueba de estas características supone mucho para mí, porque es muy difícil llegar dónde he llegado. Agradezco profundamente el esfuerzo de mi familia, el apoyo de los patrocinadores, de la Federación de Motociclismo de Portugal y sobre todo a Miguel y Paulo Oliveira, porque sin ellos este sueño sería imposible».