+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El fútbol sala extremeño habla y estudia planes de futuro

 

PEPE BARRADO
22/04/2020

El fútbol sala en Extremadura asume estos tiempos de incertidumbres. Aunque nada se sabe sobre qué va a suceder con la temporada, se suceden diferentes encuentros que intentan arrojar luz. En los últimos días han tenido lugar dos importantes foros. El pasado jueves representantes de los clubes mantuvieron una charla, a través de videollamada, con el presidente de la Federación Extremeña, Pedro Rocha, y el lunes el fútbol sala fue el protagonista de una nueva entrega de los Encuentros Digitales que organiza la federación.

La reunión del jueves duró cuatro horas. La búsqueda de una postura común llevó su tiempo. Si la temporada se da por terminada y no hay descensos, falta por determinar los ascensos. La puerta de acceso de otro extremeño desde 3ª a 2ª B, y de que forma se decidiría el equipo que sube, fue un asunto debatido.

Por otro lado, Isko Macías moderó la conversación del lunes, a través del canal de youtube de la Federación Extremeña, con el fútbol sala como asunto monográfico. Intervinieron inicialmente los entrenadores de los dos equipos extremeños de 2ª Femenina: Ana Pérez de La Cruz Villanovense y Diego Ortiz del Sporting Garrovilla. Hablaron sobre la temporada que estaban haciendo con las opciones de las Villanueva de la Serena de jugar el playoff de ascenso y la lucha de las de La Garrovilla por seguir en esta categoría de Plata; además de la final de Copa y de las dificultades para impulsar el fútbol sala de mujeres en Extremadura.

Intervinieron en la cita los cuatro entrenadores de los equipos en 2ª B: Kiko García del Jerez Fútsal, Antonio Salguero del Cáceres Uex, Natanael Torrecillas del Integra2 Navalmoral y Pedro Barquilla del Madroñera. Contaron cómo siguen en contacto con sus plantillas, del nuevo y exitoso formato Copa, insistiendo en la formación de entrenadores y el apoyo a la base. Los cuatro clubes asumen que será difícil, o imposible, reanudar la temporada y ya se preparan para el incierto futuro, en cuanto a las fechas, de la siguiente campaña.