+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL. TERCERA DIVISIÓN

Ginaid abre la veda del ilusionante Montijo

El conjunto rojinegro, muy superior al Valdivia (3-0)

 

ALEJANDRO VILLALOBOS
18/10/2020

3 - Montijo: Sergio Tienza; Chechu, Javi Chino, Gianoli, Gideón; Juanpe (Héctor, min. 85), Nico, Eric, Matute (Samu Manchón, min. 56); Coronado (Pancho, min. 73) y Ginaid (Joel, min. 56).

0- Valdivia: Joaquín; Ruco (Piti, min. 68), Osorio, Robert, Serván, Luismi (Mena, min. 68); Patri, Curro (Miguel, min. 23), Gerardo (Moraga, min. 46); Jony y Viti.

Goles: 1-0: min. 14, Matute. 2-0: min. 26, Ginaid. 3-0: min. 44, Ginaid.
Árbitro: Cascón Méndez. Mostró tarjeta amarilla a los locales Matute, Samu Manchón y Chechu. Por los visitantes cartulina amarilla a Osorio y Piti.
Incidencias: Emilio Macarro. Unos 250 espectadores. Partido correspondiente a la primera jornada en el subgrupo A del grupo extremeño de Tercera División.

Independientemente de lo que reflejó el marcador en el bautizo de curso de la era covid-19, en el Emilio Macarro solo existió un equipo: un Montijo que con dos golpes de autoridad del mago Ginaid y las mimbres en la dirección de Juan Marrero vapuleó a un rival, el Valdivia (3-0), que tendrá que cambiar su actitud si quiere salvar de nuevo la categoría.

El cuadro rojinegro saltó con el cuchillo entre los dientes, dispuesto a cobrar cabezas y goles sin dar un mísero respiro a su adversario. Coronado dibujaba el primer aviso en la paleta ante un rival con una muralla de cinco que se resquebrajaba con las pinceladas de Gideón y Corona. Un inocente saque lateral de falta de Jony que apenas calentó las manos del meta Sergio y poco más visitante.

Eric avisó antes del primer mensaje sonoro de la matinal. Un centro de Gideón desde la izquierda aterrizaba presto para el fusilaje letal de Matute. El técnico visitante apostó sin jugo por Miguel. La apuesta local de jugar balones en largo seguía por buen discurrir y fruto de ello, un fax de Matute lo recogía Ginaid para taladrar el 2-0. El Valdivia seguía sumido en su pandemia balompédica y apenas inquietaba a un cuadro que seguía buscando el color de un Ginaid que ponía el «¡uy!» en la grada (min. 42). Un testimonial aviso de Viti dio paso inmediato al sorteo hábil de Ginaid a Joaquín para firmar el 3-0.

Del túnel saltó un Montijo en idéntica y violenta actitud: a comerse con todas las consecuencias funestas a un rival que ofreció pocos dividendos y opciones de estrechar el marcador. Gideón en un centro-chut desde la medular casi sorprendió a Joaquín (min. 54). El resto del partido y el carrusel de cambios recíprocos no invirtió la jerarquía impuesta desde la campana inicial por un Montijo que promete guerra y fútbol este curso.