+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTRENO EN EL CAIRO

Los Hispanos sufren un apagón y ceden un punto en su debut en el Mundial ante Brasil

España se atasca en ataque y desperdicia una renta de cinco goles ante un equipo con muchas bajas por covid, entre ellas la del azulgrana Petrus. Este domingo, segundo partido contra Polonia (20.30 h. TDP)

 

Morros y Entrerríos frenan al brasileño Rodrigues. - REUTERS / KHALED ELFIQI

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO
15/01/2021

Los Hispanos empiezan con dudas el Mundial de Balonmano de Egipto. La selección española, vigente campeona de Europa, empató agónicamente este viernes en su debut (29-29) ante una Brasil lastrada por el coronavirus pero que conserva los fundamentos asentados allí en sus dos etapas como seleccionador de Jordi Ribera. España tenía el partido en el bolsillo mediada la segunda mitad, pero sufrió un apagón en ataque que permitió a los campeones de Suramérica aspirar incluso al triunfo.

No es un Mundial normal, y prueba de ellos han sido este mismo viernes las dificultades de Argentina ante el Congo y la derrota de Croacia ante la olímpica Japón. No habrá partido fácil en un torneo extraño, sin público y con la amenaza del covid muy presente. Tanto que este mismo viernes la federación internacional decretó que los controles PCR pasan a ser diarios.

Primer apagón

El covid dejó a Brasil sin su seleccionador, otros cuatro técnicos y sin cuatro jugadores, entre ellos su gran estandarte, el azulgrana Thiagus Petrus. Pese a ello, la selección 'verdeamarela' sumió en las dudas a España en el inicio del partido. España necesitó 7 minutos y medio para anotar, con poca fluidez en ataque y apocada ante un espectacular Da Rosa, que firmó un 86% de paradas en los primeros 11 minutos (1-4). Un apagón que se repetiría en el tramo final y que costaría un punto.

Ese primer tramo minutos de poco movimiento del tanteo cambiaron radicalmente cuando españa pasó del 6-0 al 5-1. El partido entró en una dinámica totalmente diferente, con Gonzalo Pérez de Vargas entrando por fin en acción, parando y pudiendo lanzar para sumar con facilidad, y Enterríos liderando a los Hispanos hasta irse al descanso con ventaja. España corría, el marcador se movía rápido y la ventaja iba creciendo.

Cañellas encarrila el choque

Unos magistrales minutos de Cañellas impulsaron a España hasta lograr una renta de cinco goles (21-16) que parecía capaz de mantener hasta el final, pensando además que Brasil no encontraría en su banquillo el refresco que sí tendrían los Hispanos.

Pero no. Tras el 24-18 (m. 39) España se atascó en ataque y otros 8 minutos sin anotar, combinados con sendas exclusiones solapadas de Viran Morros y Cañellas, dieron alas al conjunto suramericano, que vio su oportunidad. La ilusión brasileña se abrió paso entre las dudas de la campeona europea y los últimos minutos se jugaron a cara o cruz.

Empate y gracias

Emergió Pérez de Vargas bajo palos, pero sin réplica por parte de sus compañeros en ataque. Brasil se adelantó a medio minuto del final y, tras el tiempo muerto solicitado por Ribera, Entrerríos salvó en la última jugada un empate que a priori no lastra las opciones de los Hispanos en el Mundial (este domingo, segundo partido contra Polonia) pero que sabe a muy poco tras tener dominado el partido.