+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Horrible empate sin goles

Plasencia y Jerez aburren a la escasa concurrencia que se dio cita en el estadio Municipal.

 

M. P.M. P. 11/09/2006

Plasencia: Carlos Agut, Juanfran (min. 51, Carlos), Alvaro, Héctor Mena, Haro, Emilio Gil, Caballero, Escalante (min. 82, Emilio Oliva), Oscar, Juanjo y Rafa.

Jerez: Ale, Pavón, Javi, Ricardo, Alvaro, Tino, Borja (min. 61, Molina), Conejo, Marco (min. 77, Miguel), José Carlos (min. 70, Leo) y Peri.

Arbitro: Corchado Nieto (1). Mostró cartulina amarilla a los locales Alvaro, Emilio Gil y Caballero y a los visitantes Pavón, Alvaro, Tino y Peri.

Incidencias: Apenas 200 espectadores en las gradas del Municipal placentino. Tarde muy calurosa y terreno de juego en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Plasencia y Jerez aburrieron a la escasa concurrencia que acudió a ver si el equipo de Javier Bermúdez se colocaba como líder en solitario del grupo XIV de Tercera División, pero acabó entristecido por un pésimo espectáculo. No sólo no hubo goles, sino que apenas se contabilizaron tres disparos entre los tres palos a lo largo de los noventa minutos.

El partido comenzó con el dominio de la Unión Polideportiva Plasencia, que era el único equipo que trataba de crear juego en el centro del campo, pero que se perdía en las proximidades del área. Por su parte, el Jerez de Moreno Rosillo se mostró como un conjunto con oficio y sin demasiado ánimo ofensivo. Tampoco su defensa pasó por excesivos trances comprometidos y la defensa, bien poblada y con notable presencia física se bastaba para controlar a Juanjo, el único punta nato del equipo placentino.

En los primeros cuarenta y cinco minutos apenas se pisaron las áreas y en las escasas triangulaciones locales que acabaron en centros desde la banda el balón acabó comodamente sacándolo la defensa verdinegra.

SEGUNDA PARTE Tras el descanso mejoró el Jerez, mejor plantado durante algunos minutos que el Plasencia, pero sin profundidad. El poderío físico templario no se traducía en el juego, aunque dispusieron de una ocasión a la salida de un córner que Conejo remató cerca del palo (49´). A partir de ahí volvió a bajar el tono del juego y se asemejaba más a un partido de patio de colegio que a uno de Tercera División. En el minuto 76 llegaría una opción para los locales, tras un centro de Caballero que remató Juanjo a las manos de Ale.

A cinco minutos del final llegaría la última opción del soporífero encuentro que sufrieron los aficionados. En este caso fue para los locales, pero la falta botada por Emilio Gil salió por encima del larguero.