+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

GOLF

Jorge Campillo vuelve a la competición en uno de los torneos grandes

El cacereño participa desde este jueves en el PGA Championship, su primera prueba en cinco meses

 

Jorge Campillo, durante un torneo anterior. - GETTY

Casi cinco meses después de ganar en Qatar su segundo torneo como profesional, Jorge Campillo vuelve a la carga. Y lo hace en una de las citas grandes del golf, el PGA Championship, el primer major de una atípica temporada. El torneo se disputa en el TPC Harding Park de la ciudad estadounidense de San Franscisco y el cacereño inicia su primer recorrido este jueves desde el hoyo diez a las 21.36  hora española. Lo hace, además, con un reto muy ambicioso: «Un top-20 sería un buen objetivo», dice en declaraciones a este diario desde Estados Unidos, donde lleva ya dos semanas.

El PGA Championship supondrá la vuelta a la competición del extremeño tras el parón por el coronavirus. En su planificación tenía previsto disputar dos semanas atrás el British Master, del Circuito Europeo, aunque la imposición de una cuarentena de 15 días para todos los que llegaran a Estados Unidos le obligó a renunciar a ese torneo para estar antes en California. «Ha sido todo un poco lío», reconoce, explicando que a los pocos días de llegar a Estados Unidos se eliminó esa cuarentena para los golfistas. «Todo un despropósito», reitera con buen humor.

Pero ha aprovechado bien su estancia en California. «Llevo seis rondas de práctica en Harding Park», dice el extremeño, que también ha aprovechado para jugar en los míticos campos de la cercana Península de Monterey, como Pebble Beach. También ha aprovechado bien todo el tiempo sin competición, sobre todo a partir del mes de mayo, cuando ya era posible entrenar al aire libre. «Llevo ya unos cuantos meses preparándome , creo que he hecho más o menos bien el trabajo y vamos a ver si hay suerte esta semana».

Los major, los torneos grandes del golf, son la gran asignatura pendiente de Jorge Campillo. Ha disputado cuatro, dos veces el PGA Championship (esta es la tercera) y otras dos The Open (el Abierto británico), y en ninguna ha sido capaz de superar el corte de las dos primeras jornadas. Ese es ahora su primer reto, aunque el cacereño quiere llegar mucho más lejos, hasta el top-20. «Espero hacer un buen papel, ya toca en un grande. Siempre se me han dado mal y esta es una buena oportunidad».

SU ÚLTIMO TRIUNFO

Campillo ganó el último torneo que disputó, a principios de marzo, el Commercial Bank Qatar Master, pero los cinco meses que han transcurrido desde entonces convierten en toda una incógnita su rendimiento. «Estoy un poco expectante para ver cómo va a ir la vuelta a la competición. Estoy animado, eso siempre es bueno».

La de Qatar fue su segunda victoria como profesional. La anterior la había conseguido un año antes en Marruecos, en el Trofeo Hassan II.

El golfista cacereño ha iniciado la semana en el puesto 96 del ranking mundial y en el 19 de la Race to Dubai (clasificación del Circuito Europeo), aunque de aquí a final de año espera ganar posiciones en ambas clasificaciones. Aunque con la incógnita de los torneos que podrá disputar, tiene claro que quiere volver a pelear por la victoria en alguno. «No sé cuantos voy a poder jugar, pero creo que bastantes. Seguro que alguna semana tengo mis opciones».

CUATRO ESPAÑOLES

Con Jorge Campillo serán cuatro los españoles en California. Peleando por la victoria deben estar Jon Rahm, número dos del mundo, y Sergio García, ganador del Masters del 2017. Además, jugarán juntos durante las dos primeras jornadas.

Rahm parte de los favoritos, junto con Thomas, los otros tres candidatos al número uno, el norirlandés Rory McIlroy, y los estadounidenses Webb Simpson y Dustin Johnson, todos ellos ganadores de ediciones anteriores, y el también estadounidense Brooks Koepka, aspirante al triplete después de sus victorias consecutivas en el PGA Championship de 2018 y 2019. El de este año no tendrá espectadores por el covid-19.

«Está difícil el tema», ha dicho a Efe el vizcaíno, tras comprobar la dificultades para poner la bola en la calle desde la salida, la frondosidad de la hierba y la dificultad para poner la pelota en los duros greenes.

También está el grancanario Rafa Cabrera Bello, que no está gozando de su mejor año.