+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ABUSOS A GIMNASTAS

La lista de víctimas del execrable Larry Nassar

La campeona olímpica Simone Biles se confiesa entre las gimnastas que sufrió abusos sexuales del médico del equipo de gimnasia de EEUU

 

Larry Nassar, durante el juicio celebrado en Grand Rapids (Michigan), acusado de agredir sexualmente a 125 jóvenes gimnastas y pacientes. - AFP / JEFF KOWALSY

IRATI VIDAL
16/01/2018

Simone Biles ha sido la última en alzar la voz. La cuádruple campeona olímpica en Rio 2016 ha roto el silencio y ha declarado que ella también sufrió abusos sexuales por parte de Larry Nassar, exmédico del equipo de gimnasia de Estados Unidos que ha sido condenado a 60 años de prisión por posesión de pornografía infantil y que se declaró culpable de haber abusado sexualmente de 7 gimnastas niñas, 3 de ellas menores de 13 años.

Con la denuncia de Biles la lista de víctimas de Nassar vuelve a ampliarse y ya son más de 130 las mujeres que han denunciado abusos por parte del médico. Muchas de ellas son menores de edad, chicas que todavía no son nadie en el mundo de la gimnasia y que se entrenan día tras día en los centros de alto rendimiento de Estados Unidos para lograr su sueño. Pero las hay que ya son heroínas. Las hay que ya han deslumbrado al mundo de la gimnasia con su potencia física y perfección técnica. Y son precisamente ellas las que están ayudando a que los abusos no queden en el silencio. Su voz es escuchada y ya han empezado a denunciar.


Simone Biles enseña orgullosa su medalla de campeona olímpica en Río / REBECA BLACKWELL (AP)

Hasta cinco olímpicas
Biles ha sido la última  de las gimnastas olímpicas en denunciar a Nassar. Pero no la primera. Antes ya lo hicieron Gabrielle Douglas, McKayla Maroney y Aly Raisman, tres de las cinco integrantes del conjunto llamado "Fierce Five" (Cinco Feroces), equipo de gimnasia artística que ganó la segunda medalla de oro olímpica en los Juegos de Londres de 2012. Y Jamie Dantzcher, bronce por equipos en Sidney 2000.

Esta última fue la primera en explicar los abusos de Nassar. El debate mediático, sin embargo, no se abrió hasta que McKayla Maroney alzó la voz. Impulsada por la campaña #Metoo que lanzaron miles de mujeres en las redes sociales al conocer los abusos sexuales del productor de Hollywood Harvey Weinsten, la gimnasta aseguró en que había sido víctima de Nassar desde los 13 años.

Un mes más tarde, su compañera Aly Raisman explicaba en una entrevista que el doctor la había agredido sexualmente.  Luego vino Douglas. La campeona olímpica acabo explotando en las redes sociales y publicó un mensaje en su cuenta de Instagram en el que aseguraba: "No había compartido públicamente mis experiencias, al igual que muchas otras cosas, porque por años nos habían condicionado a mantener el silencio y honestamente algunas de las cosas eran demasiado dolorosas".


Gabrielle Douglas en el ejercicio de la barra de equilibrio de Londres-2012 / MIKE BLAKE (REUTERS)

Sus historias y su valentía ayudaron a que Simone Biles hiciera público su caso.  "La mayoría de ustedes me conocen como una chica feliz, risueña y enérgica. Pero últimamente me he sentido rota y cuanto más intento apagar la voz en mi cabeza, más fuerte grita. Ya no tengo miedo de contar mi historia", aseguraba la gimnasta en su cuenta de Instagram.

Su testimonio se espera que ayuden a agravar la condena de un hombre que en sus dos décadas trabajando con atletas de USA Gymnastics llegó a abusar de más de 130 mujeres.