+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

2-0 EN CONTRA

Llamamiento a los culés

Valverde asegura que la Copa ha pasado a ser una "prioridad" y que el equipo luchará con todas sus fuerzas para eliminar al Sevilla

 

Messi y Valverde conversan en el inicio de la última sesión preparatoria antes del partido frente al Sevilla. - ALEJANDRO GARCÍA(EFE)

JOAN DOMÈNECH
30/01/2019

Primer llamamiento de la temporada a todos los culés. Cabría esperar que fuera el último, señal de que el partido de ida de una eliminatoria no ha ido tan mal. El Barça se enfrenta al reto de levantar el 2-0 en contra cosechado en Sevilla. Al borde de un apuro, Ernesto Valverde apeló a la sensibilidad de la hinchada para que acuda al Camp Nou, desafiando el frío (21.30 h),  a echar una mano para remontar la eliminatoria.

La Copa se ha convertido en "una prioridad" a ojos de Valverde ante el temor de perder el primer título de la temporada. Al Sevilla le ganó con vapuleo incluido la final de la Copa del Rey del año pasado (5-0) y la Supercopa de España en Tánger (2-1) con apuros. El resultado del Sánchez Pizjuán pone muy cuesta arriba la eliminatoria. La alineación, a juzgar por las palabras del técnico azulgrana, será muy diferente esta vez. Para empezar, Messi y Busquets, ausentes en la ida, figuran en la convocatoria.

EL SEVILLA, EL MÁS GOLEADO

 

Messi fue el primero en apelar a los culés. Lo hizo el lunes por la noche. El capitán del Barça pidió a la hinchada a que acuda al estadio. "Vamos a necesitar lo mejor de nosotros y lo mejor de la gente, porque queremos pasar", clamó Messi en la gala de Mundo Deportivo tras recibir el premio MVP al mejor jugador de la Liga. "Nosotros también queremos la Copa", aseguró el astro, que ante el Sevilla se muestra particularmente inspirado: es el equipo al que ha marcado más goles (25) desde que es profesional.

El llamamiento de Messi se vio corroborado con el de Valverde en la rueda de prensa previa al encuentro, pidiendo a los culés que acudan al estadio. "Cuando vas por debajo, el empuje del público es fundamental. Tenemos que enganchar a la gente y esperamos que venga al campo", dijo el entrenador, aludiendo a la complicada empresa que se presenta con el pésimo resultado de la ida.

"El partido es un reto para nosotros tal y como está la eliminatoria. Somos un equipo que en momentos determinados siempre damos un paso adelante. Es un reto de esos que a los jugadores les gusta superar. Y esperamos que la gente venga porque es un reto para todos", añadió, involucrando a los culés, convencido de que responderán este miércoles por la noche.

LISTA COMPLETA

En correspondencia a la importancia que da el Barça a la cita, Valverde redactó la lista de convocados con toda la artillería. Ni un chico del B. Ni una vaca sagrada en la grada. Los 18 jugadores permitirán a Valverde alinear al once de gala.

Solo llama la atención la ausencia de Jeison Murillo, el central colombiano fichado en el mercado de invierno para dosificar a los centrales. Con la recuperación de Thomas Vermaelen, el exjugador del Valencia ha dado un paso atrás. Sergi Samper tampoco entró en la convocatoria. Ni Denis Suárez, presto a marcharse al Arsenal.

"El fútbol está hecho a lo largo del tiempo de grandes momentos y partidos que los aficionados recuerdan con el tiempo. Y nosotros intentaremos remontar", insistió Valverde, reforzando el mensaje motivante del vestuario azulgrana, pero sin perder de vista que si se produce una hipotética eliminación "al día siguiente volverá a salir el sol".

EL ALICIENTE DEL VILLAMARÍN

 

Al Sevilla le seduce corregir los útlimos varapalos ante el Barça (además de la final de Copa y de la Supercopa encajó un 4-2 en la Liga) y, sobre todo, el escenario de la final. Cuatro meses antes (25 de mayo), sin conocer a los finalistas, se escogió el Benito Villamarín. El estadio del Betis, el gran rival de los blancos. "Habrá chascarRillos en Sevilla, pero a mí me interesa jugarla sea donde sea".

"Aún faltan muchos pasos por dar para llegar a la final", advirtió con prudencia Machín, que instigará a sus hombres a marcar un gol para dificultar la remontada del Barça. "No saldremos acobardados", aseguró.