+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EUROCOPA 2020 3 EL RELEVO EN EL BANQUILLO DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Luis Enrique exigió que Robert Moreno se fuese

El técnico catalán será indemnizado con más de 500.000 euros

 

Luis Enrique observa un entrenamiento desde un andamio. - RFEF

SERGI LÓPEZ EGEA deportes@extremadura.elperiodico.com BARCELONA
21/11/2019

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), conoció de primera mano el 31 de octubre la intención de Luis Enrique de regresar como seleccionador así como sus planes de no contar con Robert Moreno como ayudante, cargo que, finalmente, tampoco ocupará Juan Carlos Unzué. Será, salvo sorpresa, Jesús Casas, hasta ahora segundo de Moreno.

El técnico de L’Hospitalet se desvinculó en la mañana de ayer de la federación y por la tarde hizo público un comunicado de tono conciliador en el que asegura tener «la conciencia tranquila» y se abstiene de responder a las explicaciones sobre el relevo en el banquillo de La Roja que Luis Rubiales ofreció el martes. «Valorar las últimas horas en el cargo o incluso los últimos días, solo serviría para entrar en una espiral de reproches y justificaciones por cada una de las partes --apunta Moreno--. No lo voy a hacer. No le veo ningún sentido». Según fuentes cercanas a la Federación, la indemnización pactada ronda los 500.000 euros.

Moreno conoció el lunes pasado, antes de la disputa del último partido de la fase de clasificación para la Eurocopa, que no seguiría como técnico principal y que tampoco recuperaría su puesto de trabajo como máximo colaborador de Luis Enrique. Al parecer, según relataron diversos medios informativos madrileños, el técnico catalán entró en el vestuario de la selección muy nervioso y gritando: «¡Me han tirado! ¡Me han despedido!». Fueron unos minutos de arrebato en los que Moreno derramó lágrimas de rabia.

Los internacionales mantenían una excelente relación con Moreno. De hecho Rubiales estaba molesto con el ya exseleccionador considerar que, al contrario de Luis Enrique, realizaba demasiadas concesiones a los convocados al planificar las concentraciones y los entrenamientos.

LA CUMBRE DE ZARAGOZA / Según relató la cadena COPE, la salida de Moreno se fraguó en la reunión que tuvo lugar el 31 de octubre en Zaragoza, adonde se desplazó Luis Enrique desde Barcelona, ya que Rubiales y Molina se encontraban en la capital aragonesa por cuestiones federativas. Allí fue Luis Enrique quien comunicó que ya estaba anímicamente preparado para regresar a su puesto de trabajo, al que renunció en junio para cuidar a su hija Xana, quien falleció a consecuencia de un cáncer el 29 de agosto. Y les dijo a sus interlocutores que no quería volver a trabajar con Robert Moreno.

¿Por qué el asturiano se negaba a volver a contar con su antiguo ayudante? Algunos medios, entre ellos la COPE, apuntaron que la relación entre Luis Enrique y Moreno se deterioró a consecuencia de la enfermedad de la pequeña Xana, durante la que el exentrenador del Barça no se sintió suficientemente acompañado por el que consideraba su amigo. La SER, por su parte, subrayó que Luis Enrique ha decidido no trabajar nunca más con Moreno y deslizó que, al margen de los temas personales y familiares, al asturiano le molestaron las distancias que el ya exseleccionador marcó respecto a su gestión en aspectos técnicos del equipo.

El entorno del entrenador catalán, por su parte, sostiene que nadie informó a Moreno de la reunión de Zaragoza, lo que supuso una quiebra de la confianza. Estaba convencido de que, más allá de su interinidad en el banquillo, sería el seleccionador de España en la Eurocopa, y ya tenía preparada toda la programación. Al jugar los primeros partidos en Bilbao, se estaba buscando un lugar de concentración cercano a la capital vizcaína. Ahora todo está en el aire, a la espera de las decisiones que tome Luis Enrique.