+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PREMIER LEAGUE

El Manchester United oficializa su resurrección con un gran triunfo ante el Tottenham

Los 'red devils' consiguen su sexta victoria consecutiva desde que Solskjaer sustituyó a Mourinho (0-1)

 

Marcus Rashford celebra su gol ante el Tottenham. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
13/01/2019

La resurrección del Manchester United puede considerarse oficial. Los 'red devils' consiguieron su sexta victoria consecutiva ante el Tottenham (0-1). Desde que Solskjaer reemplazó a Mourinho, el cuadro de Manchester es otro. El cambio es radical. Había obtenido cinco triunfos ante equipos regulares, de modo que la escuadra de Pochettino era el primer gran test del técnico noruego. Y la prueba fue superada con holgura. Un gol de Rashford en el primer tiempo y las intervenciones de mérito de De Gea avalaron el proyecto post-Mourinho.

Las paradas de De Gea, convertido por momentos en portero de balonmano, y un latigazo cruzado de Rashford cuando moría la primera parte, además de la inestimable capitanía de Paul Pogba en el medio, acabaron con el Tottenham. Los 'diablos rojos' aspiran ahora a meterse en puestos de la Liga de Campeones.

Pochettino se encomendó a los pases a la espalda de un siempre clarividente Christian Eriksen y la primera media hora de partido transcurrió con más bostezos que aplausos en la grada. Pasados los 30 minutos, el Tottenham se echó para adelante y tuvo, por medio de Kane, el gol en varios barullos en el área, pero la colocada defensa roja los desvió.

POGBA, REVITALIZADO

Un tanto anulado a Kane, por posición de fuera de juego tras cabezazo de Alli, precedió a la jugada que cambió los planes londinenses. Moussa Sissoko se rompió muscularmente en una carrera por la banda y Erik Lamela tuvo que sustituirle.

Con el descanso en la mente de todos, Pogba, revitalizado bajo el mando de Solskjaer abrió una contra con un pase en largo a Rashford, que se encargó de cerrar la primer parte y el primer gol, con un derechazo cruzado ante Lloris. El United se vio en un escenario propicio, no necesitaba la pelota y tenía las armas para correr. Se le unió un De Gea en estado de gracia, que salvó un mano a mano con Kane y dos remates de cabeza desde la frontal del área pequeña.

Pogba, liberado de las ataduras de Mourinho y escoltado por la serenidad que le da tener a dos medios acompañándole como Ander Herrera y Nemanja Matic, estuvo cerca de redondear su actuación con una vaselina rechazada por los reflejos de Lloris y con un disparo raso al que no imprimió la suficiente fuerza.

CERCA DE LA CHAMPIONS

Los 'Diablos' perdonaron y Alli también, encontrándose en una contra llevada maravillosamente por Eriksen y Kane, con el muro de De Gea. Su pierna derecha, hincada en el suelo, evitó el empate, como lo volvería a hacer, esta vez con la zurda, en un remate de Alderweireld en el primer palo a la salida de un córner.

El Tottenham acabó el encuentro con Fernando Llorente, Kane, Lamela, Son y Alli sobre el campo y ni aún así pudo contrarrestar las once paradas de De Gea, convertido en el héroe de un United que es sexto de la tabla empatado a 41 puntos con el Arsenal. La Champions ya solo le queda a seis puntos.