+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Mérida encara un encuentro vital en el estadio del Talavera

Los romanos, con las bajas de Kurro y Gaspar

 

Uno de los entrenamientos del Mérida durante esta semana. - MÉRIDA AD

JOSÉ GAGO
08/12/2019

Hablar de finales en el mes de diciembre es quizás exagerado, pero el Mérida afronta un partido vital para su objetivo este domingo (17.00 horas) en Talavera de la Reina. Tras la buena imagen ofrecida en el empate ante el San Fernando, los de Diego Merino intentarán cosechar un buen resultado que les acerque a la salvación. Si se logra, todavía faltará remar mucho, pero resultaría un gran impulso. Se necesita algo así para variar por fin el rumbo de la temporada.

El Mérida no podrá contar con Kurro ni Gaspar, ambos por lesión. Miguel Ángel Espinar, a pesar de retirarse la pasada jornada a los pocos minutos de saltar al verde por un golpe en la zona lumbar, entra en la convocatoria y podría gozar de «algunos minutos», según Diego Merino.

Un rival, el Talavera, que marca la permanencia. Una victoria colocaría a los romanos por encima de los talaveranos. «Tienen un buen equipo, su mayor virtud es cómo se despliegan en las transiciones y utilizan dos sistemas», analizó Mérida. Los precios de las entradas para la afición visitante es de 20 euros, algo que no ha gustado en absoluto a los seguidores emeritenes.

No dudó el preparador romano en catalogar el partido como vital para los intereses pecholatas. «Aunque sabemos que esto es muy largo y que no hay finales, es un partido importante y así lo afrontamos», recalcó el entrenador extremeño.

UNA CATEGORÍA DIFÍCIL / La dinámica del equipo es muy positiva. Victoria ante el Algeciras y empates ante Córdoba y San Fernando. Sin embargo, la afición reclama sumar de victoria en victoria. «Me hubiera gustado ganar todos los partidos, pero esto es SegundaDivisión B y las cuentas de la lechera no valen», advirtió Merino.

En este sentido, también aseguró que en cada partido el Mérida siempre sale a por la victoria. «Es difícil sumar de tres en tres, más ambiciosos que nosotros no hay nadie, en la categoría hay muchísima igualdad y es complicado», recalcó. Para tratar de triunfar en Talavera volverá a contar con Cubo y Cristo.

Un partido vital, pero no definitivo. El Talavera es un rival de la liga del Mérida, pero el técnico romano pide tranquilidad y calma. «Entiendo que todos queremos salvarnos en diciembre, pero cuando hay que salvarse es en mayo. Nos va a tocar vivir momentos de todo tipo, buenos y no tan buenos», aseguró. A las 17.00 horas el Mérida se la juega.