+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Mérida logra tres puntos de oro

El equipo romano vence en Socuéllamos con goles de Dani García en un duelo marcado por la polémica

 

Los jugadores del Mérida, celebrando el triunfo en el vestuario. - MÉRIDA AD

ÁREA 11
22/11/2020


1-Socuéllamos: Javi Sánchez; Stevens, Morros (Josemi 77’), Chete (Jacinto, min. 77), Ramón; Abel Suárez, Essomba, Madalin (Adrián Hernández, min. 66), Kike Domínguez (Luis Hernáiz, min. 77); Megías, Pallarés (Nikolov, min. 28).
2-Mérida: Javi Montoya; Felipe Alonso, Héctor Camps, Erik, Mario Robles (Cortina, min. 66); Marc Carbó, Emilio Cubo (Andrés, min. 66), Álvaro Barbosa (Fer Pina, min. 86), Nacho González; Dani García (Tovar, min. 79), Marc Fraile (Chirri, min. 86).
Goles: 0-1 (Min. 30): Dani García (de penalti). 1-1 (Min. 44): Megías. 1-2 (Min. 46): Dani García.
Árbitro: Fuentes Molina (Comité valenciano). Mostró amarillas a Stevens, Kike Domínguez, Ramón; y Erik. Expulsó por roja directa al local Javi Sánchez (min. 26) y por dos amarillas a Tovar (min. 92).
Incidencias: Partido del grupo V de la Segunda División B disputado en el estadio Paquito Jiménez: Sin público por las restricciones por el covid-19.

Importantísimo triunfo extremeño y nueva derrota del Yugo Socuéllamos en casa ante la AD Mérida por 1-2. Los manchegos encajaron el primer gol desde el punto de penalti al transformarlo Dani García, el hombre más determinante de los emeritenses a lo largo de los 90 minutos de encuentro. Empataría el veterano Megías justo antes del descanso mientras que Dani García, logrando su doblete personal, era el protagonista el tanto decisivo a los pocos segundos de la reanudación. El Socuéllamos sigue sin ganar mientras que el Mérida continúa al alza. Eso es lo que realmente importa.

El equipo de Dani Mori salió airoso del difícil escollo ante un oponente que lo dio todo. Volvía el Socuéllamos a casa, aunque sin su gente, después de la jornada de descanso, para tratar de reconducir su situación en la Liga. Para ello, ambicionaba con sumar los tres puntos ante un rival poderoso como el extremeño, que le aliviaran las urgencias y le permitieran sacar un poco la cabeza de las últimas posiciones, pero una vez más, los elementos volvieron a jugar en contra de los locales.

Los locales se quejarían después que las decisiones arbitrales en jugadas susceptibles de ser cuanto menos dudosas cayeron a favor del Mérida, que se llevó el partido de un Paquito Giménez desierto por efectos de las restricciones por la pandemia.

A la hora de competir, el Socuéllamos hizo lo que pudo, a pesar de jugar en inferioridad desde el minuto 26. El Mérida hizo el tanto de penalti, lo que marcó el partido sumado a la expulsión de su exportero, Javi Sánchez y, en la primera jugada de la segunda mitad, un gol donde se reclamó fuera de juego. Por lo demás, pudo ocurrir cualquier cosa.

Esta acción clave del partido tiene lugar entre Javi Sánchez Mario Robles, y termina con el meta expulsado por agresión al dar un manotazo cuando se disponía a sacar el balón con la mano y el 0-1 de penalti obra de Dani García.

El Socuéllamos no se arrugó y a base de multiplicarse trató de paliar su inferioridad numérica.
Antes de todo esto, el futbolista extremeño del Socuéllamos, Kike Domínguez había dispuesto de una doble ocasión a centro de Madalin, en lo que fue la oportundiad más clara del partido, jugadas de la polémica aparte.

En la última acción antes del descanso, Megías hacía el tanto de la igualada entrando de cabeza a la salida de un córner, con lo que para los manchegos todo se arreglaba en parte para los de casa y sólo momentáneamente.

EL GOL DEL TRIUNFO / Pero otra jugada muy discutida nada más reiniciarse el choque dejaba tocado al conjunto de Manolo Martínez, pues Marc Fraile recibe el balón en una posición ajustada y el jugador emeritense pone un certero centro que termina en gol obra de nuevo de Dani García.
A pesar de este nuevo mazazo el Socuéllamos no se venía abajo y metía al Mérida en su campo durante toda la segunda mitad, aunque el cuadro romano se defendía siempre con orden.
Dos nuevas jugadas al límite daban al traste con las esperanzas locales de haber sumado al menos un punto que, dadas las circunstancias, ya hubiera sido bastante.

Los locales lo intentaron, con un Mérida siempre muy bien situado sobre el rectángulo de juego. Adrián Hernández recibe un balón en profundidad y se planta solo delante de Montoya, pero la jugada queda invalidada por otro discutido fuera de juego.

A pocos minutos del final, con el Socuéllamos intentándolo y toda la artillera sobre el terreno de juego, un robo de balón de Hernández sirve a Josemi para rematar, el balón golpea en el poste y parece cruzar la línea pero el meta extremeño agarra la pelota y la jugada queda en nada. Fueron acciones difíciles de evaluar en directo pero que dejaron muchas dudas en el partido.

El Mérida sale en cualquier caso reforzado del Paquito Giménez, pues ajeno a polémicas arbitrales, suma los tres puntos de un campo muy complicado y se coloca en una cómoda posición en la tabla clasificatoria, con la autoestima elevada por todo lo alto.

El próximo fin de semana, el conjunto que entrenado Dani Mori recibe en el Estadio Romano al Don Benito, en el que será un nuevo derbi entre extremeños.