+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL 3 tercera división

El Mérida, pendiente del sustituto de Migue Montes, prepara el alirón

Los romanos pueden ser campeones el sábado

 

Aficionados del Mérida en las gradas del estadio Príncipe Felipe. - A. MARTÍN

N. SAAVEDRA MÉRIDA
24/04/2019

El Mérida podría proclamarse campeón del grupo extremeño de Tercera el próximo sábado. Para ello necesita ganar en Aceuchal y que el Cacereño no lo haga en Calamonte. Ambos encuentros comienzan a las 17.30 horas. A los emeritenses también les podría valer el empate. En este caso necesitan que pierda tanto el equipo de Cáceres como el Moralo, que juega a las 19.15 en Llerena. La derrota romana pospondría el alirón.

Una vez conocida la grave lesión de Migue Montes, el club está trabajando en la posible adquisición de un delantero, ya que la plantilla se ha quedado con Kevin como único punta de referencia, aunque es cierto que puede haber alternativas, como puede ser colocar a Cristo en esa posición, ya que para flanquear las bandas hay futbolistas suficientes en la plantilla. Una opción que Amaro utilizó en Llerena al verse con 2-0 por detrás al descanso. El propio Cristo conseguiría los dos goles para empatar y a punto estuvo de darle la vuelta al marcador.

En el plano de los perseguidores, además de posponer la fiesta emeritense, los de Adolfo Muñoz certificarían su presencia en los play off de ascenso consiguiendo la victoria en el feudo calamonteño. En realidad, sumando los mismos puntos en esta jornada que la UPP en Valdelacalzada (19.15), aseguran su presencia en las eliminatorias por ascender. En el caso del Moralo, para asegurar matemáticamente su posición entre los cuatro primeros al final de liga, necesita ganar y que la UPP no lo haga.

Tanto el Aceuchal como el Llerenense están en la dura pelea por salvar la categoría, e intentar hacerlo en una posición lo más elevada posible para no verse arrastrado por un posible descenso de Segunda B. Los de Llerena llegan algo más desahogados con 38 puntos, tres más que el Aceuchal.