+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Mérida sigue sin saber ganar

Los romanos continúan pagando el peaje de recién ascendido y empatan en casa con el Linense

 

Una de las acciones del partido de ayer en el estadio Romano entre el Mérida y el Linense. - MÉRIDA AD

NONO SAAVEDRA deportes@extremadura.elperiodico.com MÉRIDA
09/09/2019

El Mérida sigue pagando el peaje del recién ascendido que tiene que adaptarse a la nueva categoría. El camino a seguir debe ser la primera media hora del partido de ayer frente al Linense (1-1) en la que consiguió ponerse por delante en el marcador como premio a que estaba siendo mejor que su rival. Pero en esta categoría no es suficiente para terminar llevándose los tres puntos, porque enfrente estaba un Linense con más oficio, experiencia y que llegaba como líder del grupo. De nuevo, un detalle, una decisión arbitral polémica caía del lado del rival y suponía el empate a dos minutos del descanso desde el punto de penalti. La lesión de Curro nada más empezar la segunda mitad suponía un varapalo para el equipo que tuvo que sufrir hasta el final para mantener el resultado.

Amaro volvía a su dibujo habitual con un centro del campo para tener la pelota con Curro, Dani Espinar y Poley, Héctor entraba en el lateral izquierdo, Cristo volvía a la banda zurda por Villa y Curro Harillo debutaba en la portería romana con intervenciones de mérito.

El plan empezó funcionando muy bien. El Mérida salió dominador, teniendo mucho la pelota y no permitiendo que el Linense saliera de su campo, aunque tampoco conseguía generar ocasiones de peligro más allá de un remate muy forzado de Melchor a los doce minutos tras un centro de Héctor. A pesar del buen juego local, el gol llegaría a balón parado. Una falta lejana muy bien lanzada por Poley era cabeceada por Álex Jiménez para poner por delante a los suyos a los 20 minutos.

A partir del gol, el partido empieza a igualarse teniendo los visitantes una ocasión muy clara. Igor Martínez se desmarcó dentro del área para poner un balón en bandeja a Mousa que mandó alto cuando sólo tenía que empujarla. La respuesta local llegaría en un intento de vaselina de Melchor. También Cristo tuvo la opción de rematar dentro del área, pero lo cierto es que se veía que los últimos minutos del primer acto estaban siendo visitantes y su mejor jugador, Manu Molina, lo dejó claro mandando una falta al larguero cuyo rechace lo aprovechó un compañero para marcar en posición antirreglamentaria. Esta jugada sería el preámbulo. Un balón alto dentro del área superó a Mario Gómez y fue Álex Jiménez a la cobertura, tras el bote, la pelota le dio en la mano y el árbitro interpretó que era acción de penalti, el cual sería Tomás el encargado de marcar para ir al descanso con el empate a uno.

LA LESIÓN DE CURRO / Si el primer acto había acabado mal, tampoco lo hizo bien el arranque del segundo, ya que en la primera acción, Curro tuvo que ser sustituido lesionado por Diego del Castillo. La ausencia del andaluz y el cansancio que iba haciendo mella en Poley y Dani Espinar dieron lugar a que el Mérida fuera perdiendo el dominio del choque, a pesar de lo cual, Melchor mandó un balón al palo en el minuto 65 en un centro chut. Esa acción era un espejismo porque la Balona acumuló dos jugadas peligrosas en dos minutos, primero sería un cabezazo de Igor Martínez en un córner al que respondió con un paradón Curro Harillo y después sería Malagón el que remataría fuera después de una buena jugada colectiva. También estuvo muy atento el cancerbero para salir a los pies de Jon Ander tras una buena asistencia en los que estaban siendo los peores minutos para los locales.

Además de la actuación del nuevo portero romano, la otra gran noticia del choque es el debut de Gaspar después de superar su lesión. Jugó quince minutos y demostró pinceladas de lo buen jugador que es y lo importante que será en este equipo.

Los 3.000 que poblaban las gradas del Romano quisieron llevar a los suyos en volandas, principalmente en las jugadas a balón parado, ya que tanto Poley como Cristo tuvieron sus opciones en lanzamientos directos.

Al final, un empate que a tenor de lo que se vio en el choque se puede tomar como positivo en un equipo que debe seguir creciendo en la categoría.

MÉRIDA 1

LINENSE 1

3Goles: 1-0 Álex Jiménez, min.20; 1-1 Tomás (penalti), min.43.

3Árbitro: Cid Camacho. Castellano-leonés. Amonestó al local Melchor y a los visitantes Carrasco, Bandaogo y Jon Ander.

3Estadio: Romano.

3Espectadores: 3.000.

3Mérida: Curro Harillo, Emilio Cubo, Álex Jiménez, Mario Gómez, Héctor, Curro (Del Castillo, min.46), Poley, Dani Espinar (Gaspar, min.78), Melchor (Mena, min.68), Cristo y Pino.

3Balompédica Linense: Montoya, Jordán, Carrasco, Álvaro Vega, Tomás, Molina, Bandaogo, Magalón, Mousa (Albisua, min.73), Igor Martínez (Koroma, min.88) y Jon Ander.