+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEMIFINALES DE MÁXIMO NIVEL

Nadal-Djokovic, un clásico que vuelve a Wimbledon

 

Nadal junto a Francis Roig (entrenador), Rafa Maymó (fisio) y el doctor Ángel Ruiz-Cotorro, en un descanso en Wimbledon. / J - JAUME PUJOL-GALCERAN

EL PERIÓDICO
12/07/2018

Calma y tranquilidad después de la tempestad. Rafael Nadal conversa con su equipo técnico sentado en la pista número 7. Un picnic sobre la hierba de Wimbledon ante varios centenares de aficionados que sacan fotos y se exclaman admirados cuando el número 1 conecta sus potentes golpes a las líneas. El entrenamiento es suave después de la batalla de casi cinco horas con Del Potro. Ahora el próximo desafío se llama Novak Djokovic y la cita en el segundo turno de la central que abrirá este viernes con el duelo de gigantes entre Kevin Anderson (2,03 metros) y John Isner (2,08).

A Nadal se le ve relajado, seguro y tranquilo tras el susto con Del Potro. "Cuando Del Potro huele sangre estas 'fotut'. Es un tipo ganador y si bien en los dos primeros sets no se creía que podía ganar, después sí que lo creyó y sufrimos, no podemos negarlo. El momento crucial fue el 'tie break'. Perderlo con 6-3 a favor y una doble falta fue duro, pero Rafael supo recuperarse y acabó jugando increíble", comenta Francis Roig, entrenador del número 1, que responde a EL PERIÓDICO DE CATALUÑA.


-¿Y ahora Djokovic?¿Qué esperan? 
- Sí. Será un partido duro, muy duro. Diferente al de Del Potro. Para mí Rafael es favorito y debe salir a la pista mentalizado así. Para ganar es muy importante pensar que eres ganador.

-Djokovic también es ganador
-Sí, claro, mucho. Lo que pasa es que no debemos olvidar todo lo que le ha pasado. Hay que intentar jugar con eso. Que los puntos clave del partido le cuesten. Actualmente Djokovic está recuperando su nivel pero no tiene una mochila de victorias que le ayuden a afrontar partidos de este nivel. Le faltan resultados y es dificil salir de esa dinámica.

-¿En que momento ve a Djokovic?
- Yo lo colocaría en el nivel que tenía antes de hacer la explosión y convertirse en un tenista intratable al que no había por donde pillarle. Entonces en momentos de presión jugaba increíble. Antes tenía una fe brutal, ahora no tiene esa seguridad. Antes a Djokovic no se le podía desequilibar nunca. Ahora le falta esa seguridad cuando dominaba y ganaba.  Está reencontrándose, le falta el ritmo y la dinámica de partidos intensos como el de mañana.

- Djokovic ha sido la bestia negra de Nadal cuando dominaba el circuito, Le ganó siete finales seguidas (entre 2013 y 2014)  ¿Ahora no es lo mismo?
- Antes a Djokovic no se le podía desequilibar nunca. La diferencia esencial está en la dinámica de puntos. Lo ves entrenar y toca la bola como siempre, pero en el partido es tistinto. Eso es lo que se pierde máscunado no juegas partidos intensos como el de mañana. Pero Será un partido muy duro. Estamos en semifinales de Wimbledon y Rafael sabe que no puede especular. Djokovic te aprieta mucho desde el resto, no pega fuerte pero su bola es profunda y corre. Obliga a mucho, pero Rafael también se encuentra en un momento increíbe. Ganar Roland Garros le ha dado una confianza extra. Está muy lúcido.

-¿La eliminación de Federer abre las opciones?
-Evidentemente. Para Rafael es mejor que haya perdido. En definitiva ahora es el máximo rival que tiene. Aquí venimos a ganar el título y si no está Federer, mucho mejor. Para qué engañarnos.

Un duelo tras la crisis

El duelo entre Nadal y Djokovic es también un clásico de la última década. El tenista serbio estaba luchando por alcanzar al español y al suizo en la pugna por los grandes títulos (lleva 12) cuando entró en crisis. Una lesión en el codo y un bajón de motivación afectó a su tenis para caer en el ránking y dejar de contar para las grandes finales. La última se remonta al título de Roland Garros en el 2016.

 "Todos sabemos lo que ha pasado pero es un jugador de máximo nivel. Podemos contar las historias que se quieran pero ha recuperado su nivel y desconfío al cien por cien" , analizó Nadal ante el enfrentamiento ante Djokovic. Sabe lo que dice. Djokovic ha ganado tres Wimbledon y más partidos que Nadal en hierba, ahora está recuperando sus sensaciones. "Soy una persona diferente, un jugador diferente. Me gusta el nivel de juego de ahora y no quiero pararme aquí", anunció Djokovic lanzando el guante a Nadal.