+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

segunda división b 3 LA ACTUALIDAD DEL LÍDER

Nafti prepara rotaciones en el Badajoz para la visita al UCAM Murcia

Toni Abad y Jairo Morillas, bajas de los pacenses

 

Nafti, durante el partido del pasado domingo en el Nuevo Vivero. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

REDACCIÓN BADAJOZ
19/10/2019

El de mañana en la Nueva Condomina será un partido de rotaciones. Las han anunciado tanto el entrenador del UCAM Murcia, Miguel Rivera, como el del Badajoz, Mehdi Nafti. Aunque los motivos de uno y otro son bien diferentes. El local porque necesita hacer cambios después de un mal inicio de temporada para un equipo ideado para luchar por el ascenso. «Cuando las cosas no salen bien hay que cambiarlas. Todos tienes que tener sus oportunidades», explicó ayer el preparador del conjunto murciano, que pidió a los suyos olvidarse de todo y centrarse solo en los aspectos positivos. «Tenemos que protegernos de nuestros propios errores», dijo.

Los motivos en el equipo extremeño son bien distintos. Habrá algún cambio obligado por la baja por sanción de Toni Abad. Todo apunta a que su sustituto será Kingsley Fobi. Pero no será la única rotación. Habrá más movimientos. «Las rotaciones no son por castigo», aclara Nafti, que elogia el trabajo de todos sus futbolistas, los que están jugando y los que pacientemente esperan su oportunidad.

TODOS EN EL BARCO / «Mi plantilla me da mucha tranquilidad», dijo ayer el franco-tunecino. El motivo, explica, «que los que tienen menos minutos son los que más y mejor entrenan. Están todos en el barco y eso me da mucha tranquilidad. Están todos preparados para cuando les llegue el momento».

Además de elogiar a sus futbolistas, Nafti también hizo autocrítica y recordó que en el duelo del pasado domingo ante el Villarrobledo les faltó intensidad y agresividad. «Hemos encajado cuatro goles en dos partidos en casa, no puede volver a pasar». Para mañana sabe que se enfrentan a un rival herido, pero con mucha calidad individual en cada uno de sus futbolistas, por lo que, avisa, no es posible la relajación.