+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UNA CURIOSA RENOVACIÓN EL EL CLUB ROMANO DE SEGUNDA B

Un nuevo himno con ritmo de rock castúo

Un grupo de aficionados del Mérida actualiza con la colaboración de Bucéfalo la canción del club

 

Presentación 8 Carlos Masegosa, Francisco Suárez y Raúl Fernández. - N. SAAVEDRA

NONO SAAVEDRA MÉRIDA
10/01/2018

A partir del próximo partido que el Mérida juegue en el Romano (dentro de doce días frente al Granada B), se escuchará por megafonía una nueva versión del himno del club emeritense. El primero fue compuesto en los años 70 por Manuel Domínguez para el Mérida Industrial; después habría una modificación realizada por el maestro Diego Galindo para el CP Mérida, que es la que se escucha en la actualidad, interpretada por la Coral de Mérida, de la que era director el propio Galindo, quien falleció recientemente. Por eso esta nueva versión, realizada por el grupo emeritense Bucéfalo, «pretende ser un homenaje», según el vocalista del grupo, Carlos Masegosa.

La idea de actualizar el himno surgió de miembros de dos peñas del club, ‘Los Boinas’ y ‘Troi 10’, con la intención de hacer algo por el club y «que fuera un regalo de aficionados para los demás aficionados y para el propio el club» según explica Raúl Fernández, de la peña ‘Troi 10’.

Netamente emeritense

Para hacer esta nueva versión se pusieron en contacto con Bucéfalo porque «entendíamos que tenía que ser un grupo netamente emeritense y que sintiera los colores del Mérida», explica Francisco Suárez, de ‘Los Boinas’. De manera altruista, el grupo ha estado trabajando un mes en los arreglos y en la grabación, hasta llevar a un resultado rockero y con toques castúos, porque es el sello del grupo, pero en el que se aprecia la calidad musical de la obra de Galindo en una versión interpretada de manera que «todo el mundo la cante, porque esa es la política de nuestro grupo», explica Masegosa.

El tema ha sido grabado en los estudios Sonak, cuyo gasto fue sufragado con la venta de papeletas por parte de los peñistas para que también «todos los aficionados que quisieran, pudieran participar en el proyecto», explicaba Suárez.

La canción no va a estar a la venta, pues la intención es que se pueda compartir a través de las redes sociales «para que todo el mundo la aprenda y la cante». En el próximo partido en el Romano, además de escucharse por primera vez por la megafonía se van a repartir trípticos con la letra para que los aficionados puedan cantarla.

El proyecto todavía no ha acabado, pues el departamento de comunicación del club romano está trabajando en un vídeoclip para la canción.

El acto de presentación del himno tuvo lugar en la sala de prensa del Estadio Romano, con nutrida presencia de aficionados del club llegados del centro Plena Inclusión Mérida, que no tardaron en entonar el estribillo del himno cuando se escuchó por primera vez. También estuvo Diego Galindo, hijo del compositor fallecido.