+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

segunda división b 3 el día después de la eliminación de los pacenses

Orgullo con el trabajo «bien hecho» en un Badajoz feliz pese a quedar fuera

José Ángel asume que al final «se consiguió el objetivo, pero no el sueño»

 

JOSÉ LUIS VELA BADAJOZ
04/06/2019

Tras una gran temporada en la que estuvieron a 20 minutos de las semifinales de ascenso a Segunda División, con un 2-3 en Las Gaunas que cambió por el segundo penalti pitado a favor de la UD Logroñés durante el partido, los futbolistas del CD Badajoz se despidieron ayer con palabras de gran emotividad y agradecimiento a sus compañeros y a la afición por acompañarles en un año inolvidable. José Ángel González escribió ayer una carta de despedida a un «año mágico en el que se consiguió el objetivo pero no el sueño», refleja el capitán, para agradecer a sus compañeros «sentir estos colores y hacer soñar a una ciudad entera, mi ciudad». El media punta definió con elogios a todos sus compañeros, técnicos, directivos...y declaró sobre la afición: «tenéis la llave de dar un pàso más. Vosotros sois quienes podéis llevar al Badajoz al fútbol profesional con el lema somos invencibles. Llenando esas gradas conseguiréis lo que os propongáis. En el fútbol no todo es dinero y a veces el sentimiento de una afición puede más que eso».

En redes sociales también se manifestaron muchos. El meta Kike Royo, que ayer fue padre por segunda vez, declaró que «este gigante está más vivo que nunca». El central César Morgado escribió que «se acabó el sueño, un sueño por el que nadie daba un duro hace meses. No tengo palabras para describir lo que es trabajar con esta plantilla día a día, sólo felicidad». Y el también pacense Guzmán Casaseca se mostró «orgulloso de toda una ciudad que se volcó, vibró e ilusionó».

CRECIMIENTO / El centrocampista Damián Petcoff subrayó que «nos levantamos de muchas y sólo hacíamos crecer, crecer y crecer». Su compañero de puesto, Julio Cidoncha asume el palo «durísimo» de la eliminación pero se siente «orgulloso de esta familia». El defensa Alfonso Candelas que «el fútbol es injusto a veces y gracias a la afición juntos se harán grandes cosas y el gigante volverá donde se merece». El otro lateral, Eneko Zabaleta incidió en «un equipo de 10 y afición de 1ª».

El extremo David Martín agradeció «hacerme disfrutar de lo que más me gusta» al igual que el central Cristian Pérez. «Gracias compañeros y afición por hacerme sentirme orgulloso de mi trabajo y sacrificio». El delantero Eder Díez dice que «esta ciudad ya es un poquito mía». El defensa Juanjo García afirma que «morimos como gladiadores defendiendo vuestro escudo» y el veloz José Higón se sintió «orgulloso de haber compartido vestuario desde Angelito a cada trabajador».

Al técnico, Mehdi Nafti, le preguntaron si seguirá en el banquillo pacense y su respuesta fue «vamos a descansar, limpiar la cabeza y habrá tiempo para todo». También expuso que «lo que se ha conseguido desde otubre en donde había esa relación amor-odio entre la plantilla y la afición, la gente se ha identificado con el equipo sobre el terreno de juego. Los aficionados se han esforzado, lo mismo que mis chicos sy cuando vamos de la mano así, es una pasada».