+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN B

A un paso de todo... y de nada

Mérida, Villanovense, Extremadura y Don Benito pelean en un pañuelo por una Liga Pro para la que se ha clasificado el Badajoz como campeón

 

Samu Hurtado (Villanovense) y Kike Márquez (Extremadura), en el derbi del domingo. - ALBERTO LORITE

Imagen del Don Benito-Mérida. - MÉRIDA AD

Rodrigo Morán
22/02/2021

Ni el guión más rocambolesco hubiera diseñado un final de primera fase de competición con tantos frentes abiertos como en el subgrupo B del grupo V de esta Segunda B, donde se van a repartir codazos para estar entre los tres primeros puestos que dan acceso a la Liga Pro. Con un Badajoz que mide sus ‘crisis’ por empate y aún así le vale para ser campeón, el resto de conjuntos extremeños mantiene intactas sus opciones de ser equipo de fútbol profesional la próxima temporada. Y por ello van a ‘matar’ en los tres partidos que restan.

El Badajoz va por otro camino. Los pacenses no se ponen nerviosos pese a los tres empates consecutivos en las últimas jornadas. Mantienen nueve puntos de ventaja y son campeones del subgrupo. Aún pinchando en tres ocasiones, pasarían a la segunda fase con mucha holgura para tener muy encarrilado los playoff. Pero, evidentemente, algo está sucediendo en las últimas jornadas. No pudo ganar al Talavera que jugó 85 minutos con uno menos y lleva dos partidos sin ver puerta. El descanso puede venirle bien, aunque para el siguiente derbi en Villanueva de la Serena ya sabe que tendrá las bajas de Alex Corredera y David Concha por acumulación de tarjetas.

Es segundo en solitario el Mérida, que está tirando de regularidad para mantenerse en Pro la mayor parte del año. El empate ante el Don Benito supo a poco porque el equipo romano, mentalmente, pareció estar mejor que su rival. Eso sí, físicamente le vendrá de perlas el parón porque tiene a muchos lesionados y un plantel corto exhausto. Lo que viene es más que una final ante el Extremadura. Un triunfo, le da medio pase a Pro.

Precisamente, el Extremadura se ha metido de lleno en la pelea tras su triunfo en el derbi ante el Villanovense por 1-0. Ha igualado a los serones en puntos en la tercera plaza y les ha empatado el golaveraje particular.

El Extremadura, no sólo logró una victoria fundamental, sino que se reencontró en buenas vibraciones con la afición del Francisco de la Hera, ávida de fútbol y alegrías. Y todos sabemos que el Extremadura, cuando conecta con su afición, se vuelve peligrosísimo. «Y además llegamos al final en el mejor momento», advierte su técnico, Manuel Mosquera. Sin duda, toda una declaración de intenciones.

El Villanovense salió ligeramente tocado del derbi porque, durante mucho tiempo, rozó medio billete de Pro casi con los dedos. Mantiene la tercera plaza, pero ya sin margen de error. Para postre, está a expensas de saber el alcance de la lesión de Juan Ramón Ruano, con un problema en el tobillo que le obligó a ser cambiado en Almendralejo.

El que parte con unos puntos menos para buscar la Pro es el Don Benito, al que la derrota en el derbi de las Vegas Altas ante el Villanovense le dejó tocado. Se vio en el partido ante el Mérida. Los de Juan García no recuperaron su identidad y se mostraron como un conjunto timorato, sin la chispa que le ha llevado hasta la parte alta semanas atrás. Por calendario, el Don Benito tiene opciones reales, ya que tras ir a Melilla, jugará ante Socuéllamos y Villarrubia, que se han desenganchado por la Pro.

Esta semana, el fútbol de Segunda B descansa. Volverá el primer fin de semana de marzo y se avecinan tres jornadas de infarto. En tres partidos, todos van a estar a un paso de la gloria... o de la nada. Abróchense los cinturones.