+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EUROPEO SUB-21

Pedro Porro, 90 minutos en el empate de la selección (1-1)

 

EFE MADRID
20/11/2019

La selección española Sub-21, con el extremeño del Valladolid Pedro Porro como titular y jugando el partido entero, empató frente a Israel (1-1) en Ramat Gan (Tel Aviv) dejándose los dos primeros puntos de la fase de clasificación para el Europeo de 2021 y cediendo su imbatibilidad defensiva en el quinto partido después de que Eden Karzev igualase de penalti en el minuto 80 un tanto de Óscar en el minuto 49.

España llegó al partido consciente de su fortaleza defensiva y de la necesidad de Israel de puntuar para meterse de lleno en la lucha por el primer puesto y plantó un bloque medio-bajo renunciando a otra de las señas de identidad con de la Fuente al mando como es la presión alta.

En el minuto 3 llegó el primer aviso, pero Andrés Martín no acertó a golpear bien. El delantero del Rayo Vallecano dispuso también de la oportunidad más clara de la primera mitad tras una gran anticipación de Eric García, que volvió a liderar la zaga con un aplomo impropio de su edad (19 años). Esto lo provechó Pol Lozano para servirle un balón largo que le dejó solo en el mano a mano con el portero israelí Tzur que se empleó a fondo para despejar con la izquierda.

Óscar, Sergio Gómez y Fran Beltrán entraron al terreno de juego y el primero se encargó de abrir el marcador en el minuto 49 con un buen disparo dentro del área tras una pared por banda derecha de Pedro Porro con Ferrán Torres. Un gol con el que España logró el primer objetivo ya que recibir dos goles parecía toda una una quimera.

PENALTI / El seleccionador israelí, Nir Levine, puso entonces todos los jugadores ofensivos de los que disponía en el césped, pero no inquietó a Álvaro Fernández más allá de un error suyo en la salida de balón que se encargó de remediar un José Amo que en el m.79 no estuvo tan acertado. El central del Sevilla fue a despejar un centro lateral con el brazo en alto en un gesto poco habitual que achacó a que fue empujado, pero el colegiado no lo apreció así y señaló la pena máxima.

Eden Karzev se encargó de romper el muro defensivo de España convirtiendo el penalti y poniendo el 1-1 definitivo en el primer y único remate a puerta de Israel en el partido.