+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA EN EL CONJUNTO BLANQUINEGRO

Petcoff, regreso al pasado

«Estoy jugando mis mejoras años en donde están mis amigos y fui feliz», declara emocionado el medio argentino del Badajoz. El sábado estaba fuera de la lista por lesión, pero el domingo fue titular

 

JOSÉ LUIS VELA
19/02/2019

Lleva solo siete meses en Badajoz, pero ya está dejando huella, porque igual da un pase espectacular que rueda por el césped para robar un balón. El fútbol vuelve a unirle a la ciudad tras una etapa cadete en el Flecha Negra. Damián Ezequiel Petcoff Kailer (Buenos Aires, Argentina, 24 de mayo de 1990) está disfrutando por segunda vez en Badajoz dando lecciones de fútbol cada domingo con la camiseta blanquinegra.

«Cómo es el destino, que estoy jugando mis mejores años en donde están mis amigos y donde fui feliz», declara con emoción y un mate en la mano el futbolista más desequilibrante del Badajoz. «Estoy muy a gusto en la ciudad y la plantilla, el cuerpo técnico y la afición me dan la confianza para que me sienta cómodo».

Alcanzar la sexta plaza a seis puntos del cuarto «es un trabajo de meses tratando de conseguir una perfección que nunca se logra, porque el equipo siempre puede dar más y sacar lo máximo y lo mejor de cada uno. Ahora se ve reflejado en la cancha y estamos muy contentos de lograr estos resultados y queremos seguir en este camino».

Sus objetivos son «primero llegar a los puntos de la permanencia, después clasificarnos para la Copa del Rey, y todo lo que sea seguir sumando para darnos alegrías lo pelearemos. Un jugador y un equipo siempre debe mirar para arriba, ser ambicioso. Tenemos ganas de hacer algo lindo».

El pasado domingo, ante 8.500 espectadores, disfrutó de la victoria ante el San Fernando. «Si a la gente le das un poco, responde, y fue un día muy bonito con familias viendo un partido y una alegría enorme». El sábado estaba fuera de la convocatoria por lesión, pero al día siguiente acabó jugando. «Fue una semana complicada, pero sabía que si me esforzaba iba a estar mejor. Lo conseguí y el sábado le dije al cuerpo técnico que estaba disponible y daría todo lo que tenía».

De sus botas en un córner nació el gol de Mario, el primero. «Últimamente estamos haciendo goles de estrategia con un poco de suerte, porque rebotó en un jugador de ellos. Pro si te hacen penal o hay córner es porque estás atacando y lo generas». Define con maestría y brevedad las dos expulsiones del equipo gaditano. «Fueron al límite y les pasó lo que les pasó...».

La clave de la gran remontada es que «todos estamos corriendo a por una y estamos siendo contundentes. Hubo parte del campeonato que no lo fuimos y todos sabemos lo que tenemos que hacer. El equipo está junto, arriba volvemos a pisar área y creamos peligro, pero la unión defensiva en la que nos hablamos más, somos contundentes en los despejes y la concentración nos hace ser un equipo que compite a un nivel alto».

El técnico Mehdi Nafti y Damián Petcoff vuelven a coincidir en Badajoz tras una etapa en Marbella, precisamente el próximo rival de los pacenses. «Me tocó vivir sus comienzos y tenemos una relación entrenador-jugador, pero él es así con todos. Si a Nafti le das un poco te va a dar mucho y lo bueno que tiene es que te saca tu mejor rendimiento».

Sus inicios en Buenos Aires

Damián Petcoff empezó a jugar con tres años con niños mayores que él y recuerda «el sacrificio de mis padres y mi abuelo. Tuve muchos momentos lindos en la infancia y sobre todo en el Boca Juniors. Mi sueño siempre era llegar al primer equipo. Estuve tres o cuatro años. Iba bien, empecé nervioso al pegar un salto a un club muy grande y el primer año me daba vergüenza ir a entrenar. A partir del segundo me hice con mi posición, jugaba, estaba muy bien y era muy feliz en el club de mis amores, con la mala suerte de no poder seguir».

El centrocampista argentino se vino con su familia a Olivenza por motivos laborales de su padre y jugó en el Flecha Negra, en donde coincidió con Fausto Tienza y Abraham Pozo en el cadete. «Encontré amigos rápido y gente muy amable. Aprendí muchas cosas con el cambio del fútbol sudamericano al europeo».

Y fichó por el Betis, en donde estuvo nueve años. «Fueron difíciles por dejar a mi familia en Argentina. A los cinco meses llamé a mi mamá y le dije que me quería volver. Mis padres siempre me apoyan, pero me dijeron dos cosas: acá tienes tu casa, pero acuérdate de todo lo que vienes peleando desde chiquito. Les tomé la palabra y seguí peleando».

En el Betis, Petcoff llegó a jugar en el filial, entrenando durante años con el primer equipo y disputando la Copa del Rey. Allí coincidió con el añorado Miki Roqué. «Su novia es argentina y siempre me preguntaba cosas del país, tomar mate... Siempre lo recordaremos porque era una gran persona».

Y uno de los momentos más especiales, su experiencia copera ante el Barça de Messi, Xavi, Piqué, Villa, Mascherano… con la camiseta del Córdoba. «Parecía una selección mundial y nunca olvidaré la experiencia de enfrentarme a jugadores de tanto nivel».

Sus sueños son seguir avanzando y disfrutar de ambientes como el del domingo en Badajoz. «Quiero jugar y demostrar lo que soy y que la gente disfrute conmigo. Quiero estar lo más alto posible y me gustaría volver a Segunda División y disfrutarlo con la experiencia que tengo ahora. Uno hace su camino y se equivoca en decisiones, pero estoy en un momento en el que elegiré bien».