+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA INICIATIVA EN EL DEPORTE EXTREMEÑO

Un póker en una jugada

Nissan Al-Qázeres, Cáceres Patrimonio, Cacereño y Diocesano escenifican su unión por la causa de los niños más desfavorecidos en Cáceres de la mano de la Asociación de Reyes Magos

 

La imagen 8 Representantes de los clubs y de la Asociación de Reyes Magos, ayer en el Hotel Cáceres V Centenario. - FRANCIS VILLEGAS

JOSÉ MARÍA ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
07/02/2019

El siempre reconocible don de gentes de José Antonio Fernández Alvarado, un empresario self-made man vinculado durante muchos años al baloncesto, puso la primera sonrisa de una mañana especial en el remozado Hotel Barceló Cáceres V Centenario. Se palpaba que algo diferente estaba ocurriendo en el particular escenario local.

«Agradecemos a Cacereño, Diocesano, Nissan Al-Qázeres y Cáceres Patrimonio la colaboración desinteresada y su presencia en este acto». Fernández Alvarado tomaba la palabra en calidad de presidente de la Asociación de Reyes Magos de Cáceres (Arema) para enaltecer los sentimientos de una mañana diferente. Se trataba de hacer efectivas las cantidades recaudadas en una campaña en la que los cuatro clubs habían colaborado para conseguir el máximo dinero posible para destinarlo a ayudar, entre otros colectivos, al de niños desfavorecidos, que el secretario de Arema, Juan Carlos Bravo, cifró en 500 «especialmente necesitados» en Cáceres.

Antes, la capitana del Nissan Al-Qázeres, Elena Corrales, charlaba, distendida, con la representante del club, Ana Álvarez. Al lado, el presidente del Diocesano, Alfonso Abreu, con el capitán, Jorge ‘Abuelo’. Muy cerca, los directivos del Cáceres José Manuel Sánchez (el presidente), Eduardo Chacón o Pedro Núñez. Del Cacereño, Miguel Flores, responsable de la cantera, y el capitán, Elías Molina, que llega desde el entrenamiento del equipo de Adolfo Muñoz. También contribuía Julio Martínez (El Montaíto).

«Estamos superorgullosos de colaborar con esto que es tan importante». José Manuel Sánchez informó que durante el partido ante el Melilla por cada triple se aportaron 50 euros. Aquel día no hubo victoria, pero sí «una gran satisfacción» por la colaboración del club de la LEB Oro y el público que asistió al Multiusos.Ana Álvarez sí recordó que la alegría fue completa: victoria ante el Araski y clasificación para la Copa de la Reina. Y todo ello, «encantados».

Miguel Flores recordó que el decano del fútbol extremeño también puso huchas en uno de los partidos de Tercera y que se aportó un euro por entrada de los aficionados. Algo similar a lo que hizo el Diocesano, según informó Alfonso Abreu. «Como club de cantera que somos, sabemos lo felices que son los niños en estas circunstancias». La aportación se hizo, además, en el derbi ante el Cacereño que cerraba la primera vuelta.

El dinero no solamente va los niños, sino a otros colectivos necesitados, todo ello bajo la perspectiva más social. «Hemos dado 45 bicicletas en el IMAS hace poco»; en Acis, 1.200 euros...», agregó Bravo. «Necesitamos hacer esfuerzos por todos ellos y por eso estamos tan agradecidos», se comentó también en la singular mediodía.

A modo de imagen atípica, alguno hacía su particular petición en los corrillos. «Ya podíamos estar tan unidos así en Cáceres en todo». Por una vez, los cuatro clubs estaban apuntando al mismo objetivo, y además aportando en armonía. El deporte, a veces, da ejemplo.