+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TERCERA DIVISIÓN

El Príncipe Felipe, con un tapete perfecto para el Cacereño

La plantilla verde se ha encontrado un césped en magnífico estado en su vuelta al trabajo. Desde este lunes podrá entrenar al completo en un solo grupo

 

Carlos Casiano, encargado de `mimar' el césped. - JJT

Perfecto. O al menos casi perfecto. Así recibió el césped del Príncipe Felipe a unos futbolistas ansiosos por volver a jugar al fútbol. 81 días sin actividad han permitido que el tapete se regenere, presentando mejor aspecto que nunca. Fue hace seis días la impresión general de jugadores, técnicos, directivos y miembros de la prensa que acudieron al primer entrenamiento de una plantilla que desde este lunes podrá ejercitarse al completo, sin necesidad de hacer dos grupos de trabajo, como hasta ahora.

El responsable de los cuidados del césped ha sido, y es, Carlos Casiano. Junto a él, el presidente del club, Carlos Ordóñez, siempre muy implicado en el cuidado de la superficie sobre la que el Cacereño juega, aunque ahora solo se entrena para el playoff exprés del Romano.

El cuidado del césped del Príncipe Felipe no se ha interrumpido en ningún momento. Lo explica Casiano: «Desde el primer día [del estado de alarma] empezamos a resembrarlo, y es lo que hemos estado haciendo todo el tiempo, echando semillas allí donde hacía falta, mucha agua y mucho mantenimiento», cuenta mientras observa el entrenamiento de los futbolistas, encantados por poder ejercitarse sobre una superficie en tan buen estado. «¿El césped?, una maravilla», dice Neto.

El Cacereño tiene previsto hacer toda la preparación para el playoff exprés en su estadio, sobre césped natural, la misma superficie que se encontrará en el Romano emeritense.
Tras cinco días de entrenamientos, la plantilla del Cacereño ha descansado durante el fin de semana y este lunes volverá al trabajo con la novedad de que todos los jugadores podrán ponerse a la vez a las órdenes de Julio Cobos y de Alberto Muñoz, el preparador físico.

Con 35 días aún por delante antes del encuentro ante el Coria en el estadio Romano de Mérida, el Cacereño seguirá trabajando con calma. mejorando poco a poco la forma física de los jugadores para evitar el riesgo de lesiones. «Hay tiempo suficiente», ha repetido Julio Cobos cada vez que se le ha preguntado. «Poco a poco iremos progresando», explicaba el preparador físico.

El técnico espera recuperar esta semana próxima a Gustavo, que se ha ejercitado al margen a un ritmo inferior tras sufrir algunas molestias durante la primera sesión de trabajo conjunto después del obligado parón por el coronavirus.