+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BALONCESTO

Reacción inacabada del Al-Qázeres

El equipo extremeño remonta 20 puntos en Zaragoza, pero acaba cayendo por falta de fuelle en los minutos finales

 

El Al-Qázeres, con Hatchi y Fasoula, defendiendo un ataque local. - El PERIÓDICO DE ARAGÓN

ÁREA 11
28/10/2020

77 - Casademont Zaragoza: ColhaGorecki (11), Nicholls (8), Wurtz (21), Gatling (17), Vanloo (9). También jugaron: Ayuso (6), Omerbasic, Hernández, Handy (2) y Brahima (3).

71 - Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura: Irene Lahuerta (8), Becca Hittner (7), María Fasoula (19), Alexa Hart (9), Merve Aydin (13). También jugaron: Viicky Llorente (13), María Romero y Manuella Hatchi (2).

Marcador por cuartos: 17-12, 39-29 (descanso), 58-57 y 77-71 (final).
Árbitros: Sandra Sánchez González, Alejandro López Lecuona y Alejandro Peláez. Eliminada:Fasoula.
Incidencias: Partido de la octava jornada de la Liga Femenina Endesa disputado en el pabellón Príncipe Felipe sin público.

No pudo ser. El Alter Enersun Al-Qazeres Extremadura sumó su tercera derrota consecutiva en Zaragoza (77-71) en un encuentro que se le fue de las manos en la primera mitad pero que consiguió remontar en el tercer cuarto, aunque al final llegaba a los últimos diez minutos con desventaja de un punto. La segunda mitad estuvo marcada por la igualdad, pero un triple de las locales a 1’20 del final acababa siendo clave. La baja de la griega Eleanna Christinaki pudo ser determinante.
Las de Jacinto Carbajal salieron a por todas, aunque de entrada les tocó remar contracorriente tras un triple inicial de Wurtz. Pero reaccionó el conjunto extremeño, que no tardó en ponerse por delante gracias a seis puntos consecutivos de Aydin (5-8, minuto 4).

El Casademont Zaragoza encontró la manera de frenar a Aydin, que también hizo dos persnales seguidas. Durante casi dos minutos las visitantes no vieron aro, y mientras, aunque sin hacer un gran juego de ataque, las zaragozanas consiguieron darle la vuelta de nuevo al marcador para colocar el 10-8. El cuadro cacereño fue capaz de superar la defensa mixta de su rival y no volvió a anotar. Mientras, Casademont Zaragoza, sin prisa pero sin pausa, salía bien al contraataque y elevaba su renta hasta el 17-10. Solo a falta de 11 segundos para el final conseguía Llorente anotar de nuevo para dejar el 17-12 en el luminoso al final del primer cuarto.

Las cosas no mejoraron en el inicio del segundo cuarto. El escaso porcentaje de acierto en sus lanzamientos (un 28%) condenaba a las visitantes ante un rival que rozaba el 75% . Y la distancia seguía aumentando (25-12, m. 12).

Las locales firmaban un nuevo parcial de 6-0 que elevaba la renta zaragozana hasta los 17 puntos aún a falta de 5’34 para el descanso (31-14). Mucho tenían que cambiar las cosas para que las visitantes tuviesen opciones en un encuentro en el que parecían ir como pollo sin cabeza. Pero lo primero era templar nervios, cerrar bien en defensa e intentar asegurar sus lanzamientos. Mejoraron algo las visitantes, sobre todo en ataque, y consiguieron al menos frenar la escapada de su rival. En la segunda mitad del cuarto le cuadro visitante metía una marcha más y firmaba un parcial de 0-9 que dejaba el marcador en 39-29 al descanso.

POR ENCIMA / Había esperanza para las visitantes y se confirmaron en el inicio del tercer cuarto. El conjunto extremeño parecía sentirse ahora algo más cómodo y encontraba aro. Pero cuando parecía que las visitantes podían acabar de meterse en el partido, dos triples locales de Wurtz y Vanloo suponían un jarro de agua fría (47-34, min. 22).

Pero se rehizo una vez el conjunto extremeño. El gran trabajo defensivo surtió efecto. Mientras, en ataque, las visitantes conseguían reducir diferencias hasta colocarse a solo dos puntos a falta de cuatro minutos para el final del tercer cuarto (53-51). No quedó ahí la cosa y Llorente, espléndida, firmaba el empate medio minuto mas tarde (53-53). El partido volvía a empezar y lo hacía con máxima igualdad, que se mantuvo hasta el final del tercer cuarto (58-57).

Lahuerta (que volvía a su casa) y Fasoula le daban la vuelta (58-61). Solo desde la línea de tiros libres lograba Casademont anotar (60-61), con Fasoula con personales más que dudosas muy claves. La igualdad era máxima y los puntos de Hittner mantenían vivo al equipo visitante ante un rival que apretaba, pero que sufría (67-67, minuto 35). No iba a ser fácil y un triple de Gatling colocaba el 74-71 a falta de 1’20. A partir de ahí, acierto local e impotencia visitante, que peleó con garra.