+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN B

Rubén Mesa, primera piedra del proyecto del Extremadura

El delantero pacense llega del Rayo Majadahonda con 11 goles convertidos el pasado año

 

Rubén Mesa celebra un gol con el Rayo Majadahonda. - RAYO MAJADAHONDA

Rodrigo Morán
05/08/2020

Después de semanas de incertidumbre y rumores sin consistencia, el Extremadura dio por fin ayer señales de vida anunciando su primer fichaje pensando en su próximo proyecto en Segunda División B. El elegido es Rubén Mesa (Badajoz, 1992), un delantero extremeño que está de moda y que viene de hacer una gran temporada en el Rayo Majadahonda, en la categoría de bronce, donde ha marcado 11 goles en 27 partidos.

Lo cierto es que el nombre de Rubén Mesa lleva semanas sonando en el entorno azulgrana, aunque no terminaba de materializarse su fichaje. La dirección deportiva ya le seguía desde la pasada temporada e, incluso, tuvo opciones de recalar en Almendralejo durante el pasado mercado invernal.

Mesa ha madurado como futbolista tras una larga trayectoria ya en la categoría de bronce, donde comenzó marcando sus primeros goles en el CD Badajoz allá en la temporada 2011. Pasó por el Rayo Vallecano B, el Alcalá y el Atlético de Madrid B, donde volvió a despuntar y le permitió abrir la puerta del Recreativo de Huelva. Con los onubenses pudo debutar en Segunda División y jugó más de 20 partidos, pero su sueño en la categoría de plata fue efímero y volvió a Segunda B para jugar en el Sanse, el Villarreal B y el pasado año en el Rayo Majadahonda, donde ha vuelto a encontrar sus mejores sensaciones.

Rubén Mesa es un delantero de área, rematador, que tiene mucha movilidad en la zona ofensiva, con facilidad para caer a las bandas y generar huecos. El jugador ha confesado en sus redes sociales que tenía muchas ganas de defender la camiseta de un equipo de la tierra y evidencia el hambre de un delantero que está aún a tiempo de volver al fútbol profesional.

Dentro del capítulo de entradas, el Extremadura también tiene previsto quedarse con Liam, centrocampista marfileño de 22 años que estuvo cedido en el Ebro y que ocuparía este año ficha sub-23. No tardará tampoco en llegar el siguiente refuerzo de los azulgranas, que se mantienen muy activos en un mercado que estos días está en plena ebullición.

Uno que se marcha definitivamente del Extremadura es Ángel Bastos, que ayer escribió una nota en sus redes sociales para despedirse de los aficionados. El vigués acababa contrato y estaba libre de renovaciones en caso de descenso.