+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Sevilla, muy fuerte

La Real Sociedad no puede parar al cuadro hispalense.

 

C. RODRIGUEZC. RODRIGUEZ 11/09/2006

Real Sociedad: Riesgo; Cifuentes (Aranburu, min.56), Juanito, Labaka, López Rekarte (Díaz de Cerio, min. 78), Prieto, Gerardo, Rivas, Alonso (Felicio, 70), Kovacevic y Uranga.

Sevilla: Palop; David, Escudé, Navarro, Alves (Hinkel, min. 46), Navas, Martí, Renato, Adriano (Dragutinovic, min. 76), Kepa (Poulsen, min. 62) y Kanouté.

Goles: 0-1, min.6: Renato. 0-2, min.76: Kanouté. 0-3 min.90: Martí. 1-3, min.91: Díaz de Cerio

Arbitro: Teixeira Vitienes (Cantabria). Amonestó a Juanito, Cifu, Kovacevic, Alves, David y Martí.

Incidencias: 20.983 aficionados presenciaron este partido de la segunda jornada de primera división en el estadio de Anoeta.

El Sevilla no cedió y mantuvo en Anoeta su gran momento de forma de los últimos meses al imponerse con justicia y sin pisar el acelerador, a pesar de todos los refuerzos defensivos que ha incorporado, mantiene su imagen endeble de años anteriores.

El equipo andaluz rápidamente situó el partido en el escenario que más le convenía, porque el nerviosismo de la zaga realista facilitó, en una jugada confusa, que el brasileño Renato marcara el 0-1 a los seis minutos de juego.

Los sevillistas, al amparo de un marcador favorable, esperaban atrás al conjunto realista y le sorprendían siempre con el paso cambiado, pero el guardameta Riesgo, en las tres ocasiones en las que hubo de intervenir en el primer periodo, evitó que la Real se fuera a vestuarios con el partido imposible de remontar.

El colegiado cántabro Teixeria Vitienes echó una mano al equipo andaluz al perdonar a Dani Alves en dos ocasiones la segunda tarjeta que habría dejado a su equipo con un jugador menos.

La segunda mitad, trabada como quería un Sevilla al que todo le iba de cara, no tuvo mayor historia, sobre todo cuando Kanouté marcó a quince minutos del final el 0-2. Martí, en el tiempo de descuento, remató la faena de sus compañeros al aprovecharse de un nuevo fallo defensivo local. Díaz de Cerio, también en las postrimerías del partido, maquilló el resultado y estableció el 1-3.