+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BALONCESTO 3 TROFEO CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Los triples serán el camino

El Cáceres se lleva su torneo ante el Melilla en una exhibición de tiro lejano

 

Arkeem Joseph, en acción. Debutó el estadounidense. - F. VILLEGAS

Jorge Bilbao postea durante el partido de ayer. - F. VILLEGAS

Javier Ortiz Javier Ortiz
20/09/2019

Esto de vivir o morir con el triple no lo ha inventado Roberto Blanco. Es más: en el Multiusos ya se vio por momentos en alguno de los años de Ñete Bohigas. Pero si hay que sacar una conclusión rotunda del Cáceres-Melilla de anoche es que el camino de la victoria (y de la derrota, claro) para el equipo extremeño de la LEB Oro será el acierto desde lejos. Esta vez salió cara, superando a uno de los tradicionales grandes de la categoría, el Melilla, por un incontestable 96-81.

Al fin y al cabo, es lo que practican exhaustivamente equipos de la NBA como Houston Rockets, que casi no tiran de media distancia: solo triples o canastas cerca del aro. Cuestión de rentabilidad estadística, dicen. Fue el cierre del ciclo de partidos de preparación, un Torneo Cáceres Patrimonio de la Humanidad que llegaba a su vigesimosexta edición.

El público, aunque demasiado escaso, se divirtió con su equipo, que jugó alegre y desinhibido, encontrando bien posiciones lejanas y acertando. Esa fue la llave. Obvio que hay que mejorar en defensa y producir más desde el juego interior, pero por ahora supone un poco de aire fresco en una pretemporada que ha tenido un par de resultados bastante desagradables.

Además, debutó Arkeem Joseph, aunque apenas llevaba unas horas en la ciudad. Es pronto para evaluarle como estrella o ‘bluff’, pero dejó un par de detalles positivos jugando al poste. También tiene una presencia física evidente en la zona, algo que se echaba de menos para intentar contener a pívots rivales que ronden los 2,10 de estatura.

El primer tiempo fue un recital verdinegro de los que hacen época: 13 de 19 intentos desde 6,75, con mención especial para los 4 de 7 de Niko Rakocevic y con Ricardo Úriz, Aitor Zubizarreta, Luis Parejo y Ferrán Ventura anotando también dos como mínimo. Y eso que faltaba otro especialista como Milan Nikolic, al que se intenta recuperar de sus molestias en una muñeca para la competición oficial.

El anfitrión casi siempre fue por delante en esos primeros 20 minutos (26-25, final del primer cuarto). Las alegrías defensivas, sobre todo por parte del Melilla, resultaban evidentes, pero también había que acertar. Así es que una buena racha local empezó a abrir brecha (38-28, min. 14), con Rakocevic especialmente desatado. Se tocó techo a falta de tres minutos (48-32), momento en el que el equipo de la ciudad autónoma trató de reaccionar y acortó un poco el hueco para alcanzar el descanso con 56-47.

SEGUNDA PARTE / El Melilla, batallando con el cierto hartazgo que arrastraba tras haber jugado el miércoles noche en Madrid ante el Canoe, tardó en desengancharse, por mucho que al final del tercer cuarto no hubiese logrado recortar la diferencia (76-63). Sí se acercó al inicio del cuarto (78-73, min. 33). Falsa alarma.

Y es que surgió entonces Rakocevic, la mejor expresión de lo que fue el Cáceres anoche, para volver a poner tierra de por medio y así poder tener un cierre de encuentro tranquilo, pese a que los triples ya no entraban con tanta alegría (17 de 30 en total).

Capítulo aparte merece la escasa entrada de público, quizás la más modesta que se recuerda en un partido amistoso de este nivel. ¿Había 300 espectadores en el Multiusos? Aparte de los precios, quedó claro que a este Cáceres le queda seducir a su aficionado tal y como hizo en la recta final de la pasada temporada, ayudado por todo aquel dramatismo por la salvación. Quizás si se mantiene esta línea de anotar mucho y bien se logre.

Pero nada importa ya. Solo queda pensar en preparar el estreno ante el Levitec Huesca dentro de una semana también en el Multiusos. Aunque con problemas, es seguro que la misión será competir... a base de triples.

CÁCERES 96

MELILLA 81

3Marcador por cuartos: 26-25, 56-47 (descanso), 76-63 y 96-81 (final).

3Árbitros: Alberto García, Rodrigo González y Jesús Fernández.

3Pabellón: Ciudad de Cáceres.

3Espectadores: 250.

3Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Ricardo Úriz (15), Rakocevic (22), Luis Parejo (20), Jordy Kuiper (4), Jorge Bilbao (8) -cinco inicial- Kosta Jankovic (2), Aitor Zubizarreta (10), Sylvester Berg (0), Ferrán Ventura (11), Arkeem Joseph (4), Juan Santos (0).

3Melilla Baloncesto: Javi Marín (0), Fede Uclés (5), Osvaldas Matulionis (16), Philip Hartwich (5), Andris Misters (21) -cinco inicial- Caleb Agada (16), Luis García (0), Ignacio Ballespín (0), Mikolaj Witlinkski (4), Edmond Kouyanouba (2), Didac Cuevas (12).