+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Valery, del Peralada al Montilivi Odriozola, descaro con premio Hugo Mallo, directo al Celta

 

Valery, del Peralada al Montilivi Odriozola, descaro con premio Hugo Mallo, directo al Celta -

Valery, del Peralada al Montilivi Odriozola, descaro con premio Hugo Mallo, directo al Celta -

26/01/2019

Ni siquiera jugó en el filial del Celta. Es diestro, pero le tocó saltar directamente del juvenil del Celta al primer equipo para debutar con Eusebio en Balaídos jugando de lateral izquierdo. Poco después firmó su primer contrato como profesional sin fijarse siquiera en las cifras que indicaban su nuevo salario. Hace casi 10 años que el entonces técnico del Celta abrió la puerta a Hugo Mallo cuando estaban en Segunda División. Era la primera jornada de Liga. Llegó el Numancia y Roberto Lago era el lateral izquierdo. Pero el defensa sufrió entonces un golpe de calor en la segunda mitad, obligando a Eusebio a buscar un sustituto. Llamó a Hugo Mallo. No se ha movido de ahí. Es el capitán del Celta.

Se habían lesionado Carlos Martínez y Joseba Zaldua, los laterales que solía usar en Anoeta. Entonces, Eusebio miró al Sanse para descubrir un joven atrevido y descarado que brillaba en Segunda División B. Se lo había llevado convocado en dos partidos: Rayo y Valencia. En nueve meses, la vida de Álvaro Odriozola cambió radicalmente. «Ha sido una bendita locura», dijo el defensa tras debutar ante el Málaga (enero del 2017) con la Real Sociedad. Ahí arrancó una fulgurante carrera que le llevó a la selección española, luego al Mundial de Rusia y, finalmente, al Madrid, que pagó 30 millones por su traspaso en el verano del 2018. Hace solo dos años debutaba con Eusebio.

«Estoy que no me lo creo», dijo Valery Fernández, el nuevo descubrimiento de Eusebio en Montilivi. Siendo diestro tiene que jugar por el carril izquierdo de la defensa. Ha sido capaz, además, de marcar un gol en la histórica eliminación copera del Girona al Atlético de Madrid la pasada semana. Tiene 19 años. Nació en L’Escala y estuvo previamente en las categorías inferiores del Girona, Barça, Palamós y L’Escala antes de retornar al Girona. Ante la necesidad (lesiones de Mojica y Aday), el técnico miró al Peralada, el filial. Ahí detectó a Valery, a quien hizo debutar en la Copa con el Alavés y en la Liga frente al Atlético. «Pedro es un referente para la cantera del Girona», dijo.