+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Van Nistelrooy, letal

El Madrid golea al inofensivo Levante liderado por el olfato del holandés.

 

JORDI FERRER (EFE)JORDI FERRER (EFE) 11/09/2006

Levante: Cavallero, Zé María, Dehu, Alexis, Rubiales, Ettien, Camacho, Berson (N´Diaye, m.57), Robert (Tomassi, m.37), Kapo y Riga (Luyindula, m.61).

Real Madrid: Casillas, Michel (Cicinho, m.75), Cannavaro, S. Ramos, Roberto Carlos, Beckham, Diarra, Emerson, Raúl (Robinho, m.46), Cassano (Reyes, m.46) y Van Nistelrooy.

Goles: 0-1, m.17: Van Nistelrooy. 0-2, m.26: Cassano. 1-2, m.36: Ettien. 1-3, m.56: Van Nistelrooy. 1-4, m.90: Van Nistelrooy.

Arbitro: Daudén Ibáñez. Amonestó a los locales Diego Camacho, Laurent Robert y Tomassi y al visitante Cannavaro. Expulsó al central levantinista Frederic Dehu con roja directa en el minuto 29 y al medio centro Diego Camacho en el 85 por doble amarilla.

Incidencias: Partido disputado en el Ciudad de Valencia ante 18.677 espectadores.

El Madrid se anotó su primera victoria liguera gracias a una goleada que logró sin dar la impresión de emplearse a fondo, como a medio gas, ante un Levante que jugó con 10 durante más de 60 minutos tras la expulsión de Dehu por roja directa en el 29.

El Levante planteó de inicio una intensa presión con la que trató de robar balones en el centro del campo y no dejar pensar a los medios centros madridistas, sin embargo, no sirvió de mucho en cuanto los delanteros se animaron a retrasar sus posiciones.

Fue en una de las pocas jugadas de toque, largas y elaboradas, cuando se vio el primer tanto madridista. Cassano, muy inteligente entre líneas, sirvió una pared a Raúl e, inmediatamente después, un balón raso a Van Nistelrooy en la corona del área, que fue convertido en gol por el holandés.

El segundo tanto fue fruto de una genialidad de David Beckham. Al jugador inglés le bastaron un par de metros para lanzar un magistral pase a Cassano mientras éste ganaba la espalda de Alexis y remataba a placer.

EXPULSION Apenas un minuto después y fruto de la desesperación -los jugadores del Levante reclamaron que Cassano tocó el balón con la mano en la acción del gol- el central levantinista Frederic Dehu se marchó al vestuario tras derribar por detrás a Van Nistelrooy y ver la cartulina roja.

Sin embargo, pese a jugar con diez y al excelente rendimiento que estaba encontrando en sus jugadas la delantera madridista, el Levante no se arrugó y siguió lanzando balones a sus delanteros con insistencia.

Ettien, el extremo marfileño, controló un centro servido desde la esquina por Olivier Kapo, condujo la pelota unos metros por la frontal del área y disparó raso y pegado al palo con la zurda para marcar el primer gol del Levante esta temporada.

Tras el descanso, Fabio Capello optó por sustituir a Raúl y Cassano y dar aire fresco a la delantera con Robinho y Reyes, que vestía por primera vez la camiseta blanca. Precisamente por esa renovada banda izquierda fue por donde discurrió buena parte de las acciones de peligro y por donde llegó el tercer tanto madridista obra de Van Nistelrooy, que se apuntaba así su segundo tanto.

El tercero, con el que rubricaría su actuación, llegaría en el tiempo añadido, una soberbia vaselina ante la que nada pudo hacer el guardameta levantinista.

Y pudieron ser cuatro o cinco para el holandés, si hubiese estado acertado en el lanzamiento de penalti -que supuso la expulsión de Camacho por doble amarilla- del que dispuso en el minuto 85 y que atajó Pablo Cavallero, o hubiese aprovechado en el mano a mano el error garrafal del meta argentino, que le sirvió un balón en bandeja.

La segunda mitad no tuvo más historia que la de un Real Madrid que se limitó a matar el encuentro, tocar el balón sin prisa y aprovechar la frescura e inspiración de sus delanteros.