+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Villanovense, a encarar una final en su casa ante el Ejido

Los visitantes, con Jesús Rubio y Álvaro González

 

Tapia, a la derecha, será baja en los próximos dos meses. Esta semana ha sido operado. - CARLOS PINO

CARLOS PINO
03/02/2019

El Villanovense tiene esta tarde una de la primeras finales de verdad en esta temporada, un rival directo como es el CD El Ejido, con exjugadores serones, será el rival con el que intentarán olvidar el bache del mes de enero de 2019 en el que no han conseguido ninguna victoria.

Para Julio Cobos se trata de un partido clave, sobre todo porque sabe que no pueden permitirse el lujo de regalar más puntos contra rivales directos. «Si queremos cumplir objetivos nos tenemos que hacer fuertes en nuestra casa. Creo que estamos haciendo buenos partidos y que estamos haciendo muchas cosas para ganar, debemos seguir en esta línea», asegura. Reconoce que no es un partido más porque una victoria vale el doble, porque son puntos que se consiguen y que a la vez se roban al rival. «Jugamos contra un rival que está sólo dos puntos por delante de nosotros, hay que afrontarlo como una auténtica final».

Para el entrenador serón la clave para poder llevarse los tres puntos está en tener acierto de cara a puerta, algo que no sólo depende de los delanteros. «Eso es cuestión de todo el equipo, cuando las cosas salen bien defensivamente es por al trabajo de todos los jugadores y cuando las cosas no salen tan bien en el aspecto ofensivo también es un problema de todos y ahí debemos dar un paso adelante todos».

Cobos tendrá un quebradero de cabeza en el puesto de lateral izquierdo, con Tapia lesionado y Álex Romero sancionado. Habrá que improvisar, Luis o Neiva podrían tener una oportunidad. Otra opción sería retrasar a algunos de los jugadores de banda.

El entrenador del Villanovense recuerda además que pase lo que pase salir del descenso será un camino largo, por lo que no hay que relajarse. «Me da igual quien sea el rival, tenemos que sumar puntos para intentar salir de ahí, este partido es una final, pero cuando terminemos el partido hagamos lo que hagamos el siguiente partido va a ser otra final».

Por su parte el El Ejido llega al partido en una situación complicada. A pesar de que es una plantilla hecha para estar en los puestos de privilegio sólo tiene dos puntos más que el Villanovense, con algunas caras conocidas como son el placentino Jesús Rubio y el extremo Álvaro González. «Está confeccionado para estar en la parte de arriba, muchos jugadores que han firmado (Jesús Rubio, Molo, Aulestia, Sergio Sánchez) han jugado muchas liguillas y que vienen de ascensos».